¿Los bebés también sufren de estrés?

  • compartidos

Por lo visto nadie está libre de sentirse estresado. El estrés, es decir, el cansancio o la fatiga extrema, respuesta del organismo frente a alguna situación de tensión, puede afectar también a los bebés. Con el ritmo de vida actual y los cambios en el modelo social y familiar, los bebés pueden sentir estrés incluso antes de nacer.

Parece increíble que eso pueda ocurrir, pero científicamente está comprobado que el estrés se puede producir antes del nacimiento, ya que a través de los vasos de la placenta pueden pasar las hormonas de la respuesta de activación del estrés de la madre al hijo en desarrollo. Otra situación de estrés podrá sentir el bebé durante el trabajo del parto, o durante la etapa de los cólicos del lactante.

Por qué sufren de estrés los bebés

bebésconestrés

Un estudio de la Universidad Complutense de Madrid concluyó que los bebés de hoy en día tienen cincuenta veces más probabilidades de sufrir estrés que hace 15 años. Aparte de los cambios en los estilos de vida, los investigadores achacan el estrés también a posibles enfermedades, a la falta de cuidados y de atención, al exceso de exigencia, permisividad o incomunicación, a una alimentación insuficiente o inadecuada, a la falta de afecto o cariño en el entorno familiar, así como a los factores ambientales como el ruido, la soledad o la oscuridad. ¿Cómo saber si el bebé sufre de estrés?

Por lo general, a través de los llantos o irritación excesivos, bien como de alteraciones en el sueño y en la alimentación. En los niños más mayores, el estrés puede manifestarse por la ansiedad, a veces con depresión o incluso con trastornos de comportamiento (reacciones agresivas, hostilidad, dificultad en las relaciones).

Cómo evitar el estrés en los bebés

Entre los consejos para prevenir o paliar el estrés en los niños, el estudio sugiere:

- La lactancia materna por ser uno de los mejores inmunorreguladores.

- Que se ofrezca al niño un ambiente familiar tranquilo, sin conflictos, y con mucho diálogo.

- Una rutina bien controlada y equilibrada, aplicada tanto a los horarios como a las actividades diarias.

- Los niños necesitan sobretodo sentirse seguros, atendidos y queridos, dentro de la familia.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud