Consejos para evitar dolores de espalda en el embarazo

  • compartidos

Durante el embarazo, el bebé va creciendo dentro de tu vientre y es muy común que el volumen de tu tripa, cada mes más notable, te pueda causar dolor de espalda, un efecto de la gravedad sobre tu cuerpo y sobre su control. Por eso, es muy importante que, desde un primer instante, empieces a cuidar de tu espalda, así como de tu postura para evitar mayores molestias.

Alivio para la espalda de la embarazada

Dolor de espalda en el embarazo

A medida que el cuerpo va cambiando, notarás que caminar y sentarte ya no es lo mismo. Ya no te sientes tan cómoda como antes. Quizás te sientas extraña y molesta, y tu espalda se resienta. También es probable que sientas calambres, que se deben principalmente a la mala postura que tu cuerpo adopta por el cambio del centro de gravedad. Para que no notes tanto estos cambios, lo mejor, según los expertos, es que cuides de la espalda desde el inicio del embarazo, empezando por mantener una buena postura.

Cómo evitar dolores de espalda durante el embarazo

- Trata de mantener la espalda derecha y la cabeza erguida hacia la frente. Imagínate que tiras de tu cabeza con una cuerda imaginaria hacia arriba, estirando la espalda.

- Al estar parada, de pie, procura distribuir bien el peso de tu cuerpo entre las dos piernas. En caso de que tengas que estar parada y de pie por mucho tiempo, lo recomendable es que apoyes una pierna en alguna silla o taburete, para aliviar la tensión sobre la espalda.

- Cuando tengas que agacharte por algún motivo, trata de doblar siempre las rodillas y hacerlo con una pierna delante de la otra. Te sentirás más cómoda. Puede ser necesario para pasar la aspiradora, recoger algún objeto o barrer la casa.

- Cuando tengas que estar mucho tiempo sentada, en el ordenador, es importante que mantengas la espalda muy bien pegada al costado de la silla o sillón, y que la altura te permita apoyar los pies en el suelo.

- Si te gusta la gimnasia, o otro tipo de ejercicio como el Pilates o el yoga, no lo abandones, siempre y cuando lo consultes con tu médico. Los ejercicios Kegel son muy recomendables para evitar la incontinencia urinaria.

- A la hora de dormir, lo mejor es que te acuestes de lado, especialmente hacia el lado izquierdo, ya que esta posición es beneficiosa para la circulación de la sangre. Aún así, busca cambiar de posición, evitando dormir sobre tu barriga.

- No rechaces ayuda alguna de los familiares y amigos para las tareas que exijan mucho movimiento por tu parte.

- Para aliviar el dolor de espalda, recuéstate boca arriba y flexiona las piernas sobre tu barriga para que la columna se ponga derecha.

- Para aliviar los calambres, recuéstate sobre un costado y eleva la pierna superior de manera controlada. Realiza círculos con los pies para estimular la circulación en las extremidades inferiores. También puedes realizar círculos con la pierna entera, que además servirán para combatir edemas e hinchazón. Si haces estos ejercicios todos los días como una rutina, notarás que las molestias propias de la espalda durante el embarazo, disminuirán.

Masaje para embarazadas paso a paso

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud