Por qué un bebé nace con espina bífida

  • compartidos

Se celebra el Día Mundial de la espina bífida, una de las principales causas de discapacidad infantil. El bebé afectado por esta patología necesita atención médica y tratamiento durante toda su vida, y por esta razón, hemos querido en Guiainfantil hacer dar todo nuestro apoyo a esas personas, esas familias que luchan dia a dia al lado de sus hijos con espina bífida. Hoy, 4 o 5 de cada 10 mil niños padecen esta patología.

La Espina Bífida (EB) o Mielomeningocele (como se denomina científicamente) es la malformación congénita más grave que puede marcar la vida de un niño para siempre y representar un auténtico recto para su familia. Según los estudios más recientes, si todas las mujeres en edad fértil consumieran 0,4 miligramos de ácido fólico al menos 3 meses antes de quedar embarazadas y durante el primer trimestre del embarazo, podrían reducir hasta un 70 por ciento la posibilidad de que su hijo naciera con Espina Bífida.

Niños con espina bífida

Niño en silla de ruedas

Sin embargo, además de la falta de ácido fólico hay otros factores que intervienen en la formación de una espina bífida, como alguna alteración en la alimentación durante el embarazo, una exposición a productos y ambientes tóxicos, e incluso problemas de origen genético.

La espina bífida es una patología que deja al descubierto la médula espinal del feto, debido a un déficit o desarrollo incompleto del cierre del canal óseo de la columna vertebral, en los primeros 26 días de gestación. Las fibras nerviosas que forman parte de la medula espinal quedan abiertas y no desarrollan su función transmisora de una forma correcta.

Las secuelas se pueden manejar, pero no curarse del todo. Afecta sobretodo al sistema nervioso central del bebé, pudiendo provocar malformaciones en multitud de órganos: hidrocefalia, parálisis de las extremidades, alteraciones ortopédicas, e incluso alteraciones de los esfínteres.

Los padres de niños con espina bífida

Tener a un bebé con espina bífida supone un desafío y un reto diários para los padres, pero no estarán solos. A través de asociaciones y fundaciones de personas con espina bífidas, ellos podrán aprender a cómo mover al bebé, a bañarlo, a cuidarlo y tratar las alergias, a no sobreprotegerlo, y a que el niño lleve una vida saludable y más cómoda posible. Los niños con espina bífida no controlan los esfínteres, casi siempre tienen que ir en sillas de ruedas. Muchas veces, con los años, tendrán que enfrentarse a muchas situaciones comunes entre las personas, tanto en el colegio como en el trabajo.

Tomar ácido fólico es una de las medidas más eficaces para prevenir la ocurrencia de espina bífida. La madre que haya dado a luz a un bebé con espina bífida, presenta el riesgo de casi un 4 por ciento de que vuelva a tener otro bebé con el mismo problema. En este caso, un nuevo embarazo debe ser acompañado de control y vigilancia.

Ideas para llevar al bebé en brazos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud