Niños: un amiguito en el hospital

  • compartidos

No hay duda de que si un niño está ingresado en un hospital es porque se encuentra con alguna enfermedad o dolencia que no puede ser tratada en su casa.

Lo que muchos padres se cuestionan es si un niño puede visitar a un amiguito enfermo en el hospital. ¿Es aconsejable?

Niños hospitalizados

Niña en hospital

Hace unos meses, una amiguita de mi hija tuvo que ser ingresada con urgencia en el hospital por que tenía problemas en el riñón. Cuando lo supimos, mi hija saltó diciéndonos que le gustaría visitarla. Al principio, como toda madre cautelosa, pensé en los riesgos. Riesgos de que mi hija se contagiara con algún virus, o que se infectara con alguna bacteria, pero su padre intervino y dijo que sería una buena oportunidad para que nuestra hijita conociera un hospital y, sobretodo, que hiciera compañía e diese un momento de atención a su amiga. Al fin y al cabo, ¿a quién no le gusta una visita, y sentirse querido?

La acompañamos al hospital, y tanto nuestra hija como las demás amigas que la acompañaron, pudieron disfrutar de un buen rato con la compañera hospitalizada.

¿Deben los niños visitar a las personas enfermas? Esta es la cuestión. La decisión creo que depende del niño, del paciente y de la situación. A un niño que tiene edad suficiente para comprender lo que está ocurriendo, probablemente se le debe permitir que visite una persona, siempre y cuando lo deseen el niño y el enfermo. Seguramente su visita a un hospital tendrá un valor especial para él y para el enfermo. Es importante transmitir un mensaje positivo de los pacientes a los hijos. Decirles que ellos están allí para recibir un cuidado más especial y que se curarán lo más pronto posible.

Hoy, en muchos hospitales, ya existen espacios diseñados especialmente para los niños, con zona de juegos, juguetes, con dibujos y colores alegres por las paredes y puertas, y un atendimiento especializado a los pequeños. Si el niño ingresado, por algún motivo, no puede recibir visitas, sería recomendable que tu hijo hiciera un dibujo, una tarjeta o una carta, y lo enviase a su amigo enfermo. Seguro que eso le hará sentir más alegre, animado y querido. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud