Quieres tener un hijo: ¡que no te pase el arroz!

  • compartidos

Cada vez más mujeres atienden a la llamada de la selva, en cuanto a lo de buscar niños se refiere, no antes de que en sus vidas se produzca cierta estabilidad amorosa, económica y laboral, y no antes de que hayan disfrutado de la vida de pareja, cosa comprensible. Pero ¿cuándo se tiene la suficiente estabilidad? o ¿acaso, no se puede disfrutar una vez que tienes un hijo?

La edad materna influye en el embarazo

Edad y embarazo

Si nos paramos a pensar, según seamos más mayores tenderemos, sin duda, a tener un mejor estatus social, quizás logremos quitarnos la hipoteca o tengamos el puesto de trabajo que tanto hemos deseado o hemos podido viajar por el mundo... ¿Ahora es el momento esperado? No necesariamente, siempre podemos desear una casa mejor o un cargo más relevante. Así que encargar un niño suele esperar y esperar, aunque forme parte de nuestro proyecto de vida.

Una de las causas que más nos apremia a la hora de plantearnos tener un hijo es, sin duda, buscar un embarazo antes de que se nos pueda "pasar el arroz". Situación no demasiado favorable para conseguir el éxito, ya que la ansiedad y la premura son poco recomendables para este tipo de faenas. Cuando queremos un hijo, lo queremos para ayer y muchas veces nos damos cuenta que no resultaba tan fácil como creíamos. Buscar un hijo a veces es difícil y depende de bastantes factores.

Una amiga mía tuvo a su primer hijo al poco de casarse y, sin embargo, a su segundo hijo, le costó más de diez años engendrarlo. Ella no logra encontrar una explicación para que su primer hijo le costara tan poco y a su segundo hijo, tanto. Parece claro que al igual que las situaciones de pareja pueden cambiar, otros aspectos físicos, emocionales, ambientales, laborales, pueden afectarnos a la hora de encargar a nuestro bebé.

Nuestra vida está muchas veces tan planeada que planificamos cuándo, cómo y dónde queremos hacer el encargo a la cigüeña. Pero, a veces, esta ave no se posa en nuestra casa ni a cañonazos. Todas sabemos que tenemos un reloj biológico, al que no debemos olvidar, y antes de que "se nos pase el arroz", debemos buscar al fruto de nuestras entrañas, si realmente es lo que deseamos. ¿Ser reflexivas?, por supuesto que sí. ¿Esperar el mejor momento para nosotras?, también; pero, sobre todo, tener en cuenta el momento en que nuestra salud y fertilidad sigan siendo buenas y los riesgos para nosotras y nuestro bebé, menores.

Patro Gabaldón. GuiaInfantil.com

La moda durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud