Niños bien vigilados en la piscina

  • compartidos

Llegan las vacaciones de verano y el calor nos anima y nos empuja a las piscinas. En este verano, muchos niños pequeños van a estrenar bañador. Van a disfrutar de su primera experiencia con el agua de la piscina. Otros niños usarán por primera vez los flotadores, "manguitos", y otros disfrutarán de su primer "chapuzón" en el agua. Otros aún presumirán ya de saber nadar y jugar en el agua con más libertad. 

Una pulsera que alerta de caídas en la piscina

Niños vigilados en la piscina

Como muchas otras experiencias, el miedo suele acompañar a los niños en estos momentos. Pero el miedo no es algo que nace con el niño. El miedo se adquiere, se aprende, en muchos casos, con los propios padres del niño. Llega el verano y llega la pesadilla de muchas familias que no saben qué hacer para asegurar que sus hijos pequeños, de 1 a 4 años de edad, no se ahoguen en las piscinas, en las playas, ríos, etc.

Pronto veremos a padres y madres corriendo detrás de hijo pequeño por el bordillo de la piscina e inventando todo tipo de artimañas para mantenerlos vigilados. Se entiende perfectamente la preocupación de los padres, pues según datos del año pasado, cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamiento en playas, ríos, piscinas, y embalses, siendo el 86 por ciento en instalaciones privadas, debido a la falta de vigilancia.

Pensando en ello, la empresa Factoría Espía acaba de poner en el mercado una alarma portátil compuesta por una pulsera que se coloca al niño para que emita una señal si éste se sumerge en el agua y por un aparato receptor que puede situarse en el interior de la vivienda para que también avise de la caída. Se trata de un Detector de Caídas que tanto puede ser colocado a niños (pulseras) como a animales (collares).

El sistema es simple. La pulsera, que tiene un sensor con forma de tortuga y es resistente a golpes y a todos los juegos infantiles, es colocada en la muñera del niño, que al sumergirse en el agua transmite una señal de radio a la estación central que, a su vez, activa la alarma en el interior de la vivienda hasta a una distancia de 30 metros. Cuesta 288,84 euros y se puede adquirir a través de Factoría Espía. Si sois unos de estos padres que quieren disfrutar de la piscina con tranquilidad y a la vez tener a vuestro hijo sin el riesgo de ahogarse, podéis pedir información en la Factoría Espía a través del email [email protected] o a través del teléfono 91 522 33 12.

Matronatación paso a paso. Mamá y bebé nadan juntos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud