El primer baño del bebé: Un momento inolvidable

  • compartidos

¿Te acuerdas la primera vez que has bañado a tu bebé? Yo sí, ¿cómo me lo iba a olvidar? Fue uno de los momentos de mayor ansiedad que hemos pasado mi marido y yo. No sabíamos cómo cogerla, qué teníamos que limpiar, ni cómo hacerlo. Con el tiempo y con la práctica el baño se fue convirtiendo en una experiencia natural, divertida, maravillosa, y llena de placer para nuestra hija y nosotros.

Cómo bañar al bebé paso a paso

El primer baño del bebé

Mantener la piel de tu bebé limpia es esencial para su salud. Considerando los consejos de los expertos en el cuidado del bebé, para el primer baño de un bebé, lo primero que tienes que hacer es reunir todos los productos y artículos que necesites, y disponerlos al alcance de tu mano: La bañera (plástica), la toalla, bolitas de algodón para la limpieza de las áreas más delicadas, y un limpiador suave, indicado para los bebés.

Aparte de reunir todo el material que vas a necesitar para el baño de tu bebé, asegúrate que en la habitación no haya corriente de aire y que esté calentita. El baño empieza con poner agua tibia en la bañera, luego con el desvestir del bebé, y posteriormente con introducirlo al agua. Primero, es aconsejable que laves su cabecita, de la frente a la nuca. Luego, utilizando un paño suave, se lava la carita, desde el centro hacia el exterior. El siguiente paso es el cuerpo, teniendo el cuidado de enjuagar y secar bien todos los pliegues. No tengas miedo de limpiar la cura del cordón. Lo importante es que lo seques bien, después.

El momento del baño debe ser divertido y atractivo para el bebé y sus padres. Es un momento de comunicación entre ambos. Es conveniente que se establezca una rutina en cuanto al horario del día para el baño, y que hables o cantes al pequeño mientras lo baña. Cuánto más seguro esté la madre o el padre, más disfrutará el pequeño del agua, de los masajes, de las salpicaduras de agua, de las burbujas, y se mostrará contento y relajado.

Después del baño, también es importante envolver al bebé, secarle por completo, aplicar el hidratante con suaves movimientos, y estrecharlo en tus brazos. En el área genital, evita que a los niños se tire del prepucio. Se debe limpiar de adelante hacia atrás, siempre. Ahora que tu bebé está vestidito y con este olor agradable que le caracteriza, puedes envolverlo con suavidad en sus brazos y darle todo tu calor y afecto. Creo que no hay nada más placentero.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Tarjetas para anunciar el nacimiento del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud