Canguro o guardería para el cuidado del bebé (2)

  • compartidos

Tanto una canguro como una guardería poseen ventajas una sobre la otra. Una cuidadora puede costar al mes de 350 a 900 euros, dependiendo de la jornada, pero ofrece un servicio personalizado e individualizado al bebé. La guardería suele ser más económica, puede costar hasta unos 300 euros las públicas, mientras las privadas suelen valer de 120 a 500 euros mensuales. La guardería se destaca por la socialización de los pequeños, lo que también puede ser visto como negativo si se considera que el contacto con los iguales puede suponer no sólo un cambio de señales y de contacto, como también de virus y de enfermedades.

Qué aprende el bebé en una escuela

Canguro o guardería para el cuidado del bebé 2

En una guardería, el bebé hará amiguitos, aprenderá a compartir, a comer de todo, y seguramente todas sus necesidades educativas básicas estén cubiertas. El único inconveniente de las guarderías es que existe una demanda muy grande, lo que obliga a muchos padres a quedarse en lista de espera para conseguir una plaza para su hijo. Además de eso, otra preocupación que demuestran los padres es que en la guardería, en cuanto el bebé contraiga alguna enfermedad o presente más de 37 grados de fiebre, no podrá acudir a sus instalaciones hasta que esté mejor.

Aparte de eso, los horarios de las guarderías públicas no siempre cuadran con los que tienen algunos padres en su trabajo. En cuanto a una cuidadora, su trabajo se destaca por el trato individualizado al bebé. El pequeño se mantendrá en un ambiente familiar y conocido, no cogerá tantas enfermedades, y su flexibilidad de horarios es mejor. Además, el bebé no sentirá los cambios de alimentación, de horarios, etc. Lo difícil para los padres que optan por esta alternativa, es encontrar a una cuidadora que realmente esté a la altura de lo que ellos esperan. Es una tarea muy difícil, aunque no imposible.

Conviene hacer una buena y segura selección, para evitar que un posible cambio cree inestabilidad en el bebé. Es necesario considerar que para recibir el mejor servicio no necesariamente se tiene que pagar más. La calidad del cuidado con el bebé, en una guardería o bajo los cuidados de una cuidadora, debe ser medida por la vigilancia e interés de los padres. La educación, así como el cuidado, debe ser el resultado de la integración entre la guardería o cuidadora, con los padres del bebé.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Ideas para llevar al bebé en brazos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud