Prevención del cáncer de piel en los niños

  • compartidos

No hay duda de que el sol es beneficioso para la salud de los niños. Les ayuda a sintetizar la vitamina D, tan importante para los huesos; a asimilar correctamente el calcio y el fósforo, aparte de que les proporciona el ambiente ideal para jugar, nadar, correr... y hacer todo lo que quieran al aire libre. Sin embargo, una exposición prolongada de los niños al sol, podría representar un peligro especialmente para su delicada y tierna piel.

Cómo prevenir el cáncer de piel en los niños

Bebé con crema de sol

El sol, siempre en su justa medida. Demasiado sol puede producir quemaduras, foto-sensibilidad y dermatitis a corto plazo, así como envejecimiento de la piel, cataratas, alteraciones inmunológicas y cáncer, a largo plazo. Considerando que la mayor parte de la exposición solar se concentra en los primeros 18 años de una persona, la prevención es clave para evitar posibles tumores.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y la Sociedad Española de Pediatría Extra hospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) afirman que desde hace años, ha aumento del índice de mortalidad por melanoma. En los días de mucho calor, como prevención, ellos recomiendan:

1. Evitar una exposición solar excesiva y dar ejemplo a los niños con hábitos adecuados.

2. Proteger la cabeza, el cuerpo y los ojos con gorras, camisetas y gafas de sol.

3. Procurar estar a la sombra desde das doce del mediodía hasta las cinco de la tarde.

4. Aplicarse siempre crema con factor de protección solar 30 o más ato, extenderla 30 minutos antes de estar al sol y volver a aplicarla cada 2 o 3 horas, después de sudar mucho o tras bañarse.

5. Los lactantes menores de seis meses no deben exponerse a la luz solar directa.

Dibujos para colorear de animales de la selva

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud