¡Cuidado! Embarazada a bordo

  • compartidos

A pesar de los tristes desastres de los últimos tiempos, el avión sigue siendo el medio de transporte público más seguro y rápido de cuántos existen, incluso para las mujeres embarazadas. Los precios de los billetes suben y bajan, pero nadie puede imaginar un mundo sin ellos a no ser que aparezca algo que los supere en confort y eficacia.

Para que una mujer embarazada viaje tranquilamente y sin preocupaciones en avión son necesarios algunos cuidados e ideas claras. Nada de lo que se comenta acerca de los perjuicios que ocasionan las cabinas presurizadas y los niveles de oxígeno bajos es cierto. Tampoco hay firmeza científica acerca de que los detectores de metales dañen a los bebés.

Viaje en avión durante el embarazo

Sí es cierto, en cambio, que las nauseas y malestares que sufren algunas mujeres en el primer trimestre del embarazo pueden aumentar por la diferencia de presión y que en caso de sufrir alguna complicación, sobre todo si tienes un embarazo de riesgo, podrías no encontrar la ayuda especializada con la rapidez que precisas. Es por esto que si puedes escoger la fecha de tu viaje, lo planifiques para después del cuarto o quinto mes, sin dudas la etapa más tranquila del periodo.

Después del séptimo mes, muchos obstetras recomiendan no viajar, e incluso varias aerolíneas lo prohíben o exigen un certificado médico que garantice que todo está en orden. En realidad en estos días es preferible no alejarse mucho de casa donde las condiciones deberán estar listas para esperar la llegada del nuevo miembro de la familia en cualquier momento.

Si ya estás en el aire, es decir, si ya el viaje es algo decidido, es importante que tomes en cuenta los siguientes consejos:

- No intentes atravesar el mundo de una sola vez, es preferible hacer varias escalas con días de descanso intermedios que permanecer muchas horas de vuelo.

- Durante el viaje camina frecuentemente por los pasillos, no sientas vergüenza de molestar a otros pasajeros, en cuanto descubran tu estado, comprenderán.

- Utiliza medias de compresión, si tienes dudas, consulta a tu obstetra acerca de la marca, modelo...

- Toma abundante agua, jugos, lácteos de manera que te mantengas hidratada.

- Lleva ropa cómoda, nada de vaqueros ajustados ni tacones excesivamente altos. Son preferibles las zapatillas o las plataformas de no más de 2 centímetros de altura.

- Si es posible quítate lo zapatos.

- Lleva un libro interesante, escucha música, mira una película... haz cualquier cosa que te proporcione tranquilidad y placer, probablemente en tu próximo viaje estarás demasiado ocupada cuidando al bebé que en esta ocasión va de 'polizonte' dentro de ti.

Esperanza Díaz

Ejercicios para embarazadas. Relajación y estiramientos paso a paso

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud