Los efectos de la música en los bebés prematuros

  • compartidos

Cuando un bebé nace prematuramente, es decir, al menos a las tres semanas antes de la fecha prevista, muchos de sus órganos y sistemas no se encuentran maduros. Es un bebé que puede tener problemas en su ritmo cardíaco, dificultades respiratorias, circulatorias y renales, presentar bajo peso, y encontrarse más propenso a sufrir enfermedades o incluso a no sobrevivir.

La música cuida de los bebés prematuros

Bebé en incubadora

Cada día son más los bebés que nacen antes del tiempo, y la recuperación requiere mucho tiempo y dedicación. Considerando esta situación, March of Dimes (Organización no lucrativo dedicada a promover la salud en el embarazo y los bebés), realizó un estudio con 500 mil nacimientos prematuros, en los que se utilizó los efectos y beneficios de la música como alternativa terapéutica para su salud. Se observó que con los cuidados necesarios y alternativas como la musicoterapia, la salud de los bebés prematuros había mejorado notablemente.

De hecho, en algunos hospitales ya se usa la música clásica o instrumental como parte de la terapia. Algunos van a más, suelen utilizar las canciones de cuna y otros sonidos agregados como el de los latidos de corazón o el sonido del útero. La música tranquiliza la mente y cada uno de los órganos del bebé prematuro, haciendo con que la probabilidad de que él sobreviva (hoy de un 70 por ciento), aumente.

La música ayuda a reducir algún dolor, a estabilizar el sueño y la frecuencia cardíaca de los bebés, a que ganen peso y se sientan más seguros en el ambiente del hospital. Además, la música ayuda a disminuir el estrés de los padres y del personal médico. Y eso que la música no es aconsejable solo durante el tiempo en que el bebé esté en el hospital. Es importante que cuando el bebé se vaya a casa, los padres continúen estimulándole con una música tranquila y relajada.

Con la música, los bebés comerán y dormirán mejor, estarán más relajados y libres de estrés. La música acelera o retarda el ritmo cerebral, la circulación, respiración, digestión y el metabolismo; incrementa o disminuye el tono y la energía muscular; altera el sistema inmunitario; e incrementa la actividad neuronal en las zonas del cerebro implicadas en la emoción. La música también puede despertar, estimular y desarrollar diversas emociones y sentimientos. Incita y favorece la expresión, estimula la concentración y la memoria, y favorece el aprendizaje, así como el desarrollo y el crecimiento de los bebés.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud