El uso del teléfono móvil no es nocivo para los niños

  • compartidos

Los teléfonos móviles no resultan nocivos para la salud de los niños. Así lo indican y aseguran las primeras investigaciones acerca del uso continuado del teléfono móvil desde la infancia, realizadas por Alejandro Úbeda, jefe de Bioelectromagnética del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, España.

El teléfono móvil no da prueba de nocividad a largo plazo. Solo representa un riesgo para los niños cuando no existe un uso razonable de los teléfonos ni la supervisión por parte de los padres sobre la utilización que sus hijos hacen de estos aparatos. Un descontrol en la utilización de estos dispositivos puede llevar a un niño a una total dependencia y adicción, y a que tenga problemas de ansiedad y de falta de concentración a largo plazo.

Los niños y los móviles

Está claro que los beneficios o los perjuicios de los avances tecnológicos dependen mucho del uso que se haga de ellos. Los límites deben existir no sólo para la utilización del teléfono móvil, como también para el uso de los videogames, televisión, consolas portátiles, y ordenadores. Los niños necesitan de límites. Úbeda también ha señalado que el tener una antena de telefonía móvil cerca de la vivienda, no quiere suponer que los habitantes de la zona puedan desarrollar enfermedades por ello. Según el experto, no hay datos que permitan suponer que habitar cerca de una antena sea nocivo. Las radiaciones emitidas por las antenas de telefonía móvil que llegan a las personas tienen una potencia muy baja, inferior a la intensidad con la que los seres humanos reciben las señales de los teléfonos celulares, y que los muros de los edificios absorben las ondas emitidas por las antenas, ya que estas no están dirigidas hacia las casas. Él asegura que los problemas de salud que puedan ocurrir en los vecinos, seguramente se deben a otra causa. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud