Mi hijo es autista y se comunica

  • compartidos

Desde hace 66 años, cuando Léo Kanner, médico y psiquiatra austríaco, describió por primera vez el autismo, mucho se ha hecho por descubrir las causas de este trastorno, aunque hasta hoy no han dado con ellas. Se conocen algunas terapias, el valor del diagnóstico precoz, y los padres de niños autistas ya hablan del tema con naturalidad y saben de lo importante que es su apoyo a la vida de sus hijos.

Estuve de visita al blog de Raimunda Gonçalves Mélo, brasileña, y madre de Filipe, un chico autista, y me llamó la atención algunos de sus comentarios sobre la importancia de aceptar a los hijos autistas.

La comunicación de niños autistas

La forma de comunicarse de los niños autistas

Más que aceptar a su hijo, ella aprende con él. Reproduzco algunas de sus notas:

'Acepto a mi hijo cómo es. No espero que él sea igual a otras personas, ya basta lo que él tiene que cargar como para que yo agregue más peso a sus espaldas. Si lo acepto le estoy dando libertad para que él siga adelante. No le pido que tenga una letra bonita. Él escribe solamente con mayúsculas y creo que no existe nada predeterminado que obligue a las personas que escriban sólo en cursiva. Cuando miro a Filipe, me vigilo para no juzgarlo. Le dejo libre para que él sea como es. No me preocupo con las miradas de las personas en los centros comerciales, restaurantes, ferias, conciertos, hacia los movimientos extraños que hace Filipe. Les enseño con mi comportamiento que las expresiones de mi hijo también deben ser respetadas. Claro que doy límites a mi hijo. Le enseño a cómo comportarse bien y tener educación, y sé lo cuánto él se esfuerza. Por eso acepto sus límites'.


'Me siento más tranquila aceptando a mi hijo cómo es. De esta forma me adentro un poco en su mundo, entiendo su comportamiento y la lógica de sus actos. Lo siento más cerca y consigo ver el esfuerzo que él hace para venir hacia mí. Si aceptamos a nuestros hijos autistas, seremos también mejores personas porque comprenderemos más a los demás'.

Raimunda cree que un autista puede llegar a ser productivo. Un ejemplo de ello son las clases de arte a las que apuntó ella a Filipe. Hace años él empezó a mover los pinceles y mezclar pinturas y hasta hoy no se ha separado de su caballete. Filipe elige los colores, determina los espacios, habla y expresa sus sentimientos a través de sus pinturas. Su casa se convirtió en un estudio, y el blog de Raimunda en una exposición de los cuadros de Filipe. Ella lo hace para mostrar cuánto le gusta su arte. Estoy de acuerdo con ella cuando afirma que el ser humano es alguien cuando realiza. El arte de Filipe se ha convertido en un medio para que la familia lo conozca y lo encuentre. Su pintura lo tranquiliza y le ayuda en la elaboración y comprensión de los sentimientos. 'Filipe no está preocupado si a las personas les gustan o no su trabajo, si van a criticarlo o premiarlo, o si sus pinturas serán expuestas en museos o galerías. En el autismo no existe este comprometimiento social. La pintura es la manera que él eligió para hablar con el mundo'.

Algunos cuadros de Filipe, un chico autista:

 
     
 

Dibujos de la paz y el amor para pintar con niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud