Bebés que empiezan a gatear y la dermatitis atópica

  • compartidos

Por los seis o siete meses, cuando los bebés empiezan a gatear es muy normal que pasen mucho más tiempo por el suelo. Rozarán sus rodillas, brazos y entrepiernas por distintas superficies, lo que posiblemente aumentarán los síntomas de una dermatitis atópica. Mi hija tuvo dermatitis atópica o eczema de los seis hasta casi los dieciocho meses de edad, aunque no le impidió de ninguna forma de gatear. Aun así, yo buscaba tener más cuidado para que ella no rozase las partes que estaban más irritadas, en el suelo.

Los síntomas de la dermatitis en mi hija empezaron primero con un enrojecimiento en la parte de atrás de las piernas. Ella se rascaba y no había manera de evitarlo. Probé de todo. Cremas hidratantes, perfumes sin alcohol, e incluso el uso solamente de ropas de algodón. 

Síntomas de la dermatitis atópica en los niños

Síntomas de la dermatitis en los bebés

Al principio, la dermatitis no hizo más que aumentar, y aparecer en otras zonas del cuerpo como los codos, cuello, axilas, y otras articulaciones. Lo que sí disminuyó la intensidad de la dermatitis de mi hija fue dejar de usar gel de baño con jabón, mantener su piel siempre bien hidratada, y evitar el roce de su piel con las etiquetas y costuras de las ropitas, es decir, con todo lo que no fuese de algodón. Poco a poco la dermatitis se fue despidiendo y, de un día para otro, se acabó. Así como vino, se fue.

La dermatitis atópica o eczema es una afección crónica de la piel caracterizada por la aparición de lesiones o zonas enrojecidas que provocan picazón y molestias para el bebé. La dermatitis puede presentarse en cualquier momento y su intensidad es variable. Un 14 por ciento de los niños padece este tipo de afección, que provoca un 60 por ciento de las consultas en el primer año de vida del bebé. Para aliviar la irritación y las molestias que provoca la dermatitis a los niños, algunos padres utilizan productos de aplicación local, indicados por el médico. Algunos estudios concluyeron que el pescado ayuda a reducir la dermatitis infantil.

Por otro lado, para evitar que las lesiones se contaminen, es recomendable que mantenga la zona afectada siempre limpia y evitar que el bebé gatee por ambientes desconocidos y sucios. Es necesario tratar la zona lesionada no más empezar a irritarse, aplicando talcos o pomadas ricos en vitamina A, óxido de zinc, y ácido bórico. En el caso de que la dermatitis persista por más tiempo es aconsejable que se conozca qué factores están provocando esta enfermedad.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud