Un decálogo contra la soledad de los niños

  • compartidos

Los niños cada vez están más solos. Llegan del colegio y no tienen con quién hablar, compartir una merienda, y que incluso algunos cenan solos. Pues esto ha despertado el interés de algunos organismos que alertan de los graves problemas que causan a los niños los horarios de los padres.

Cómo evitar la soledad infantil

Nino-solitario

El objetivo es combatir la soledad de los niños y la falta de un referente en el hogar, motivada por la ausencia de los padres por motivos de trabajo u otro, con un decálogo que intenta luchar contra el daño que ejercen en los niños tal situación. Este decálogo está de acuerdo en que se debe cambiar los modelos productivos y de hábitos de vida. No se trata de trabajar más horas, sino de administrar de mejor manera el tiempo que se dedica al trabajo. No hay duda de que un trabajador contento es un trabajador más productivo.

Para que eso sea posible, el Decálogo por la Racionalización de Horarios para la conciliación de la vida familiar y laboral reclama a las administraciones, así como a las empresas y a los sindicatos, que luchen por:

1. Conceder más ayudas a las familias.

2. Pactar medidas en el marco de los convenios colectivos para hacer con que la maternidad no sea un obstáculo para la mujer trabajadora.

3. Pedir que se flexibilicen los horarios laborales en función de las necesidades individuales.

4. Fomentar la igualdad de participación entre hombres y mujeres en la vida familiar.

5. Asegurar la presencia de al menos uno de los padres en los tiempos no cubiertos por el horario escolar, en el hogar.

6. Reclamar que las jornadas escolares se atengan a los biorritmos y a las edades de los niños.

7. Dar prioridad al interés superior del menor ante cualquier medida que pueda incrementar las horas que hijos y padres pasan juntos.

Mirando todo eso desde fuera parece una utopía, el sueño eterno de muchas familias que no desean sobrecargar a los abuelos, que no desean que sus niños tengan exceso de actividades extraescolares, que desearían implicarse en su educación escolar, y que sufren por tener que dejar a sus hijos solos en casa, delante de una televisión, o de un ordenador, toda una tarde, sin control alguno. Ojalá eso se convierta en realidad. Sólo así se podrá evitar que se crezca la violencia en la infancia, problemas de aprendizaje, la obesidad infantil, y el fracaso escolar.

Mamás y papás famosos con hijos gemelos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud