Los derechos del niño y Obama

  • compartidos

Sin duda alguna estamos viviendo un momento histórico para la democracia mundial. Obama lo ha conseguido. Es el presidente electo por los estadounidenses para llevar las riendas de su país, después de una larga campaña en que los niños también tuvieron su papel y participación.

Los niños no votan, ni deben, en mi opinión, meterse con la política. Ya les tocará hacerlo cuando sean mayores. Sin embargo, los niños, dentro de sus limitaciones, opinan y expresan deseos, entusiasmos, aunque en la mayoría de las veces sean apenas un reflejo de las inclinaciones políticas de sus padres, vecinos... Durante la campaña electoral de los Estados Unidos, los niños fueron escuchados. En el sondeo de Nickleodeon, en el que participaron más de dos millones de niños, Obama ha salido vencedor. Lo mismo ocurrió en un estudio realizado por la universidad de Texas, en el que un 95% de los niños apoyó a Obama porque creen que está hecho de chocolate, contrariando y no dejándose llevar por las opiniones de sus padres republicanos, que dicen que el chocolate es malo, causa dolor de estómago y es sumamente adictivo.

Obama y los niños

El uso de menores en la campaña electoral ya es una costumbre, y no solo en la política norteamericana. Alusiones a los niños o niñas fueron y son utilizadas por muchos políticos. ¿Quién no se acuerda de la niña de Rajoy? Obama también dedicó parte de un discurso a imaginar el futuro de los bebés que acaban de nacer y a afirmar que todos los niños y niñas tendrán las mismas oportunidades, sean ricos o pobres. Y mí pregunto: ¿Qué hará Obama por los derechos de los niños? Me refiero a los que establece la Convención sobre los Derechos del Niño que, hasta hoy, no ha sido ratificada por los Estados Unidos. Los derechos que protegen a los niños, que les garantizan el acceso a la educación, a la salud, a que crezcan en un ambiente que les permitan participar y desarrollarse. Me refiero a la Convención firmada por 185 países. Qué hace falta para que los EEUU firme la Convención, la misma en la que los niños no son considerados propiedad de sus padres ni beneficiarios indefensos de una obra de caridad. Son considerados seres humanos y titulares de sus propios derechos. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud