Contra el calor, zumos nutritivos para los niños

  • compartidos

Cuando mis hijos piensan en algo de beber que calme su sed, generalmente, siempre les apetece un zumo de frutas. Los rigores del calor del verano modifican el apetito de los niños y prefieren beber a comer. Aprovecha esta oportunidad para calmar su sed y nutrirles al mismo tiempo con los zumos de frutas. Bien fresquitos, son lo mejor del verano.

Por su sabor dulce son más apetecibles para los más pequeños y contienen una buena cantidad de vitaminas. Además, están libres de grasa, son el complemento perfecto a la ingesta de frutas y verduras frescas e incluirlos en la dieta de los niños es muy saludable para ellos.

Zumos dulces y muy refrescantes para los niños

Niña bebe zumo

Según un estudio elaborado por la Asociación Española de Pediatría, el consumo de zumos de frutas y bebidas refrescantes por los niños y adolescentes en España ha aumentado un 26,7 por ciento en la última década. Y es que además del socorrido recurso a los zumos envasados, la evolución de los pequeños electrodomésticos destinados a la preparación de zumos, cada vez más fáciles de usar y de limpiar, permiten preparar un zumo en pocos minutos. Ahora, hacer un zumo natural en casa es rápido y cómodo, pero sobre todo muy sano.

Así, el zumo está compuesto fundamentalmente por agua y frutas, que le aportan azúcares naturales como la fructosa, la glucosa y la sacarosa. Entre los nutrientes más valiosos de los zumos hay que destacar también su alto contenido en vitaminas, sobre todo, en vitaminas C y A. Los zumos envasados suelen, además, estar enriquecidos con minerales, antioxidantes y ácido fólico, lo que convierte a este producto en uno de los pilares básicos de la dieta de los niños. Y es que la inclusión de frutas y verduras en la dieta de los niños es la recomendación más importante para reducir la obesidad infantil junto con el ejercicio físico.

Los niños deben tomar al menos dos piezas de fruta al día, pudiéndose sustituir parte de ellas por un vaso de zumo. Desde los 2 a los 6 años de edad es aconsejable que los niños consuman entre 150 y 170 ml de zumo puro de fruta al día. No obstante, si algo que preocupa respecto a los zumos es su efecto perjudicial sobre la salud dental de los niños por su contenido en azúcares. Sin embargo, diversos estudios han revelado que no existe diferencia alguna entre consumir fruta fresca entera o zumos respecto al riesgo de sufrir caries dental.

La cantidad de azúcar y ácidos generados en la saliva es igual cuando se consumen frutas frescas o se bebe zumo. Por tanto, igual de importante es que los niños sigan una dieta como que cumplan con unas buenas prácticas de higiene dental mediante el cepillado regular de los dientes y el uso de flúor.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud