Comer en el colegio reduce la obesidad infantil

  • compartidos

Llevamos camino de que las cifras de obesidad infantil nos conviertan en líderes del ranking en Europa. ¿Sabías que más de la mitad de los niños españoles padecen sobrepeso y sólo nos ganan los italianos? A este paso vamos a convertirnos en los Estados Unidos de Europa en materia de obesidad.

Pero no es algo ajeno a otros países. La OMS (Organización Mundial de la Salud) cifra en 40 millones el dato de niños con sobrepeso en el mundo. Y lo que es peor, vaticinan que en el año 2025 habrá 70 millones de niños con sobrepeso. 

Un problema de peso en los niños

Niños comen en el comedor

En España, tenemos actualmente un problema de peso y las razones son varias. Por un lado, nos estamos americanizando respecto a la comida y nos estamos alejando cada vez más de la dieta mediterránea tradicional, que tiene numerosas cualidades nutritivas. Prueba de ello, es que según el estudio, los niños que comen habitualmente en el colegio presentan menos índice de obesidad que los que comen en casa a diario.

Los platos preparados y la comida rápida, que se unen al abuso de los hidratos de carbono y de las grasas, y sobre todo, el poco caso que hacemos a la ingesta de frutas y verduras, que no suelen gustar a los niños, son un suma y sigue en la carrera por la ganancia de peso y la obesidad. Otro dato relevante es que los niños de las clases sociales con menor nivel económico son los más afectados por la obesidad, más las niñas que los niños, y por tanto ,tienen más riesgo de padecer enfermedades asociadas como la diabetes y las cardiopatías.

Los videojuegos, el ordenador y las redes sociales, la televisión y otras actividades de silla y sofá también contribuyen a la obesidad, ya que no implican ningún gasto de energía e invitan a picar entre horas, generalmente alimentos altamente calóricos y poco nutritivos, lo que no ayuda en absoluto a controlar el peso. Todo ello me lleva a pensar que el problema está en casa y que para solucionarlo somos los padres quienes debemos establecer un régimen de comidas caseras más saludable y fomentar el deporte y la actividad física de nuestros hijos en detrimento de las actividades sedentarias basadas en las pantallas. Una buena educación nutricional es lo que necesitamos para impedir que la obesidad se convierta en un peligro para la salud de nuestros niños.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud