Por favor, no obligues a tus hijos a comer

  • compartidos

Realmente no hay nada mejor que aprender con las experiencias propias y con la de los demás. A continuación te ofrezco el comentario que hizo una madre al foro: Mi hija con 9 años se niega a comer.

Se trata de un testimonio de una mujer que, de niña, vivió una situación traumática en su casa porque no le gustaba comer. Los padres que tienen algún hijo a quién tampoco le gusta comer, deberían conocer este relato que te ofrecemos a continuación.

Por qué no se debe obligar a los niños a comer

Niño no quiere comer verduras

Yo fui una niña a la cual no le gustaba comer, mi familia se desesperaba tanto por ésta situación que probaron de todo. Yo, desafortunadamente, lo único que recuerdo era lo traumático que me resultaba que me quisieran atiborrar de comida y les cito varias situaciones que viví (y de paso libero mis traumas, jajaja ) para que por favor, no lo hagan con sus peques. ¿Por qué? porque ya de grande he tenido severos problemas con la comida.

1- En cuanto veían que no comía, empezaba el show del cinturón puesto sobre la mesa... (lo que significaba una gran amenaza de que el cinturón podría ser usado en mi traserito).

2- Un familiar que en ese entonces vivía en nuestra casa, era muy nerviosa por lo que si veía que yo le aceptaba 'unas cucharadas' de comida, empezaba a querer darme más y más y más y más rápido!! Por Dios, qué asco.

3- Un médico naturista (porque me llevaron con varios médicos), le dijo a mi mamá que me diera una cucharada de polen de abeja antes de los alimentos. (si de por si no comía, eso era una tortura), un plato de rábanos y de betabel (aún recuerdo aquella ocasión en que el familiar que les mencioné arriba, encontró debajo de su cama varios platos que yo misma puse allí, ya podridos!!!!

4- Gritos, regaños y golpes en la mesa NO resuelve la situación... por qué? pues porque a mi ahora toda la ceremonia que implica "sentarse" a la mesa y más cuando hay más personas conmigo, me pone muy nerviosa (aunque yo sea ya un adulto), me genera UN ESTRES que bueno, es algo con lo que hay que lidiar every day. Cuando llegué a la adolescencia empecé a comer mucho y ahora a mis 33 años no se me quita . Aunque no estoy gorda, mi dilema es dejar de comer por ansiedad.

5- Disciplina sí... pero CON AMOR... ejemplo... Mi vida... el que comas es una bendición que muchos niños no pueden tener. En cuanto termines tu comida te permitiré (ver la t.v., jugar, dormir, salir al parque, etc, etc...) y no cambies tu postura jamás porque entonces el niña se burlará de tu autoridad. NO compres la comida que la niña MANDA (coca cola? hamburguesas? Sólo si quieres a una hija llena de colesterol y vitaminas porque cuando lleguen a la adolescencia no les vaya a resultar por el contrario... que no dejen de comer. BESOS.

Cómo decorar la comida de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud