Madres de alquiler: un recurso para unos pocos

  • compartidos

Cada vez más personas, que desean ser padres, recurren a las madres de alquiler para tener hijos. Siempre resultan sorprendentes y curiosas las noticias que anuncian la paternidad de algunos famosos (Miguel Bosé, Ricky Martin, Tita Cervera, Michael Jackson, Elton John, Sharon Stone, Nicole Kidman, Sarah Jessica Parker) mediante este método, que ya se ha blindado de cobertura legal para evitar lamentaciones.

El hecho de recurrir a una madre de alquiler para que lleve en su vientre a su bebé hasta el momento de su nacimiento ha demostrado ser una elección que ha dado muy buenos resultados para poder ayudar a las parejas infértiles a tener bebés. La maternidad sustituta o por alquiler se define como el proceso por el que una mujer ofrece su vientre para gestar el bebé de otra pareja hasta el momento de su nacimiento.

Gestación subrogada, en qué consiste el proceso

Vientre de alquiler

Una vez que el bebé nace, esta mujer debe entregarlo a la pareja en cuestión, renunciando a cualquier derecho legal que pudiera tener sobre el bebé. En Estados Unidos, la idea ha ganado en aceptación y actualmente en ocho estados hay leyes que permiten los contratos de gestación. Aunque en España esta solución aún no es legal, lo cierto es que se trata de un fenómeno cada vez más extendido en otros países como Canadá, Israel, India, Rusia, Nueva Zelanda, Sudáfrica o Estados Unidos.

Hay una gran variedad de razones para recurrir a los servicios de una madre de alquiler. Una de las causas suele ser la infertilidad de la mujer que desea un hijo, los posibles embarazos de riesgo o la imposibilidad de llevar una gestación a término. Y otra, en el caso de los varones, están los que sólo desean ser padres o tienen una pareja homosexual masculina.

Existen distintos tipos de madres de alquiler:

- La madre de alquiler tradicional es la mujer que ha sido inseminada artificialmente con el esperma del hombre que desea ser padre o con un donante anónimo de esperma. La mujer, que en este caso es la madre biológica del bebé, deberá dar el niño en adopción a los futuros padres, un procedimiento que se deberá ajustar a las leyes de cada país.

- En cambio, la madre de alquiler gestacional es aquella que toma los óvulos de la madre biológica y que ya han sido fecundados in vitro con el esperma de su pareja. Esos embriones se transfieren a la madre gestacional, la cual llevará a término los embriones que se desarrollen dentro de su vientre.

- En el alquiler gestacional de un vientre, los nombres de los padres biológicos aparecen en el certificado de nacimiento del bebé que se realiza en el hospital, lo que significa que queda registrado como hijo de la pareja.

El alquiler de útero es una de las soluciones más costosas que hay actualmente para revertir problemas de infertilidad, y por ello, es una opción a la que no todas las parejas pueden acceder ni costear.

Marisol Nuevo.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud