La muerte de un niño sin cinturón podría considerarse homicidio

  • compartidos

Los niños ya no tienen colegio y muchos padres tenemos preparadas las maletas para pasar unos días de descanso con nuestros hijos en el lugar de destino elegido. Si eres uno de esos conductores que te vas a poner en carretera acompañado por toda tu familia, toma precauciones al volante y, sobre todo, pon a tus hijos el cinturón.

La Dirección General de Tráfico (DGT) prevé 14,4 millones de desplazamientos por carretera para Semana Santa, entre el viernes 15 y el lunes 25 de abril. Aunque el índice de siniestralidad en las carreteras sigue bajando y que en lo que llevamos de 2011 se han registrado ya 9 días sin víctimas mortales, Tráfico advierte que, en las vacaciones de Semana Santa del año pasado, se produjeron 41 accidentes mortales en los que fallecieron 44 personas, una media de 4,2 fallecidos por día.

Seguridad de los niños en el coche

Sin embargo, la buena noticia es que 2011 será el octavo año consecutivo en el que se reduce el número de fallecidos en accidentes de tráfico. A día de hoy, el balance provisional de muertos en las carreteras se ha reducido ya un 8 por ciento con respecto al mismo periodo de 2010, con 29 fallecidos menos en accidentes. Para continuar en esta línea, el Plan de Seguridad Vial 2011-2020 se ha marcado también la meta de reducir a cero el número de niños que pierden la vida en el asfalto porque no ir sentados correctamente en una sillita adecuada para su edad con el cinturón de seguridad. De los 76 niños fallecidos el año pasado en las carreteras españolas, 40 no llevaban sistemas de retención o protección. Incluso se está estudiando acusar de homicidio a los padres que, por negligencia, hayan causado la muerte de un niño que viajaba sin cinturón de seguridad. Unos 50 fiscales, que han participado en las Jornadas Anuales de Fiscales de Seguridad Vial, en Santiago de Compostela, están estudiando acusar de delito de homicidio o lesiones imprudentes a un conductor, en caso de accidente, en el que fallezcan menores o resulten lesionados por no tener puesto el cinturón de seguridad o carecer de algún elemento de retención. Los fiscales consideran que es responsabilidad del conductor poner el cinturón de seguridad a los menores que viajen en el vehículo porque el niño está en una "absoluta indefensión" y no tiene conciencia de la importancia de este sistema de seguridad. En principio, estas las medidas penales se aplicarán como "último recurso" y el caso se remitirá a la Fiscal de la Sala Coordinadora de Menores cuando se trate de personas unidas al menor por vínculos parentales o desempeñe funciones de tutor. Con esta medida disuasoria, los padres debemos tomarnos en serio enseñar a los niños a sentarse siempre en su silla de seguridad homologada, asegurarse antes de salir de que ésta está bien sujeta y comprobar que el niño lleva bien puestos los arneses de seguridad. Evita problemas, pon a tu hijo el cinturón. Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud