Cómo prevenir las picaduras de insectos en los bebés

  • compartidos

La llegada de los insectos es una de las preocupaciones que tienen los padres especialmente cuando suben las temperaturas. Las picaduras de estas criaturas pueden representar un dolor de cabeza, principalmente cuando se tiene a un bebé en casa o durante un viaje, ya que pueden ser transmisoras de enfermedades o provocar reacciones alérgicas al pequeño. Los repelentes son eficaces para prevenir las picaduras, pero deben ser usados con mucha precaución cuando se trata de bebés.

El uso de repelentes en los bebés

Picadura de insectos en bebés alergicos

Los repelentes alejan a los insectos de tu bebé, pero también pueden provocar enfermedades graves al pequeño, como la encefalopatía tóxica, una dolencia que suele causar fiebre, alteración en la conducta, convulsiones y hasta el coma en el bebé. De hecho, algunos dermatólogos no recomiendan la aplicación de repelentes en los bebés, por su alta concentración de permetrina y/o dietil trinisol tolueno (DEET), muy tóxicos y de fácil absorción a través de la piel del bebé. Los órgano-fosforados también son tóxicos para los bebés si usados a través de aerosoles en algún ambiente cerrado.

Lo ideal es utilizar repelentes que tengan sólo entre unos 30 y 35 por ciento de concentración de estas sustancias, ya que una concentración más baja podría no lograr repeler a los insectos, y una más alta podría resultar tóxico para el bebé. En todo caso lo mejor, para prevenir las picaduras en bebés, sigue siendo ponerles ropas que les cubran brazos y piernas, evitar colores llamativos y usar colonias que puedan atraer a los insectos por el olor. También se suele utilizar cunas con una tela de protección o un mosquitero. A partir de los 6 meses, también se puede aplicar algo de repelente sólo en la ropa del bebé. Antes de esta edad, no está aconsejado por el riesgo de que el pequeño pueda inhalar y tener problemas de tipo respiratorio.

En cuanto a productos que ayudan a prevenir las picaduras de los insectos en los bebés, se recomienda los derivados de las plantas, vitaminas, o tabletas. Por ejemplo, las cremas, lociones o geles naturales a base de citronella aplicadas directamente en la piel del bebé; vitamina B1 que, usada en el biberón o con gotero, es absorbida por el bebé y eliminada por su piel mediante la transpiración para repeler a los insectos. Las tabletas, usadas a través de dispositivos a la corriente eléctrica también son efectivas, como también las telas de malla que se colocan en las ventanas. Sin embargo, como cada niño es un mundo distinto, lo más recomendable es que, antes de usar cualquier producto en la piel de tu bebé, lo consulte primero con el pediatra del pequeño, sobre cual sería la mejor forma de prevenir las picaduras a tu bebé.

Ideas para llevar al bebé en brazos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud