La depresión posparto también afecta a los papás

  • compartidos

Algo tan habitual como conocer al nuevo hijo que ha llegado al mundo puede ser un trance para algunos papás. Todavía con la resaca del Día del padre, este fin de semana me sorprendió el testimonio de un amigo común, que se animó a contar a los más íntimos cómo superó su depresión posparto.

Hasta hace poco hablábamos de depresión posparto asociada a la mujer como un fenómeno producido por los altibajos hormonales que sufre la mamá tras el parto. Pero, cada vez hay más evidencias de que los hombres también pasan un periodo de depresión tras el parto. El bebé puede ser un completo desconocido para su papá, sobre todo, cuando las expectativas para ellos son otras. Cuando el papá espera sentir mucho amor y alegría y, en plena crisis de cólicos, se siente agobiado por la atención que demanda y acaba pensando quién me ha mandado a mi meterme en esta aventura, es posible que se encuentre ante una depresión posparto.

La depresión posparto de papá

El riesgo es mayor si la relación con la madre de sus hijos no pasa por su mejor momento y le resulta difícil sobrellevar las tensiones de una pareja en crisis en medio de la crianza de un recién nacido o se siente desplazado porque ve que las atenciones de su mujer se dirigen hacia el bebé y no hay tiempo para él. Recientes estudios sugieren que aproximadamente el 10 por ciento de los padres primerizos experimenta depresión posparto y el silencio no es la mejor solución. Para ellos, que han sido educados como el sexo fuerte, no está bien expresar las emociones. Sin embargo, "un día no pude más y empecé a llorar", dijo. Fue entonces cuando ella se dio cuenta del trance por el que estaba pasando su pareja y cuando él admitió que ella no podía ayudarle porque lo estaba pasando peor que él. Darse cuenta de que estaba deprimido le ayudó, no sólo a él, sino a ella también porque empezó a ver que su actitud no era tirana, aunque tampoco era la que ella había imaginado. Tocar fondo es, a veces, la mejor de las soluciones para darse cuenta de que hay que hacer algo para cambiar. Para depresión posparto también hay opciones terapéuticas y tanto el padre como la madre deben recibir atención especializada. Algunos estudios han puesto de manifiesto que los bebés de padres deprimidos tienen un 12 por ciento más de probabilidades de desarrollar problemas de comportamiento derivados de una falta de atención. Mis amigos, en cambio, no acudieron a terapia, se dedicaron de lleno al bebé. Cuanto más tiempo pasaban con él, quizá porque el roce hace el cariño como dice el refrán, mejor se iba sintiendo sobre todo él. Llenar de sentimientos su vacío a base de la ternura que irradiaba su bebé fue la clave para que naciera el padre que habitaba en su interior. Marisol Nuevo.

Matronatación paso a paso. Mamá y bebé nadan juntos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud