Nace el primer bebé sin el gen del cáncer de mama

  • compartidos

¿Sabes lo que puede representar para una mujer que tiene un 80 por ciento de probabilidades de padecer un cáncer de mama, poder dar a luz a un bebé sin el gen de esta enfermedad? Gracias a las técnicas de selección embrionaria, a finales de 2010 nació en Barcelona, el primer bebé de España libre de cáncer sin el gen BCRA1, uno de los que causa esta enfermedad. Me pongo en lugar de esta madre y me saltan lágrimas de alegría y de emoción.

La madre del pequeño, portadora de la alteración genética, tenía antecedentes familiares directos e indirectos de este tipo de cáncer y también de ovario y, por este motivo, decidió recurrir al Diagnóstico Genético Preimplatacional (DGP) cuando se planteó tener a su primer bebé. La Comisión Nacional de Reproducción Asistida le dio el visto bueno en abril de 2009.

Recién nacido sin el gen del cáncer de mama

El bebé, que es un varón, nació a finales de 2010, mediante la técnica habitual utilizada para realizar el diagnóstico preimplantacional. Los expertos obtuvieron de la mujer varios óvulos y los fecundaron, mediante el procedimiento in vitro, con el semen de su pareja. En total, se obtuvieron cinco embriones, tres de ellos libres del gen. Dos fueron transferidos a la paciente y uno de ellos acabó en embarazo. El otro embrión libre de la carga genética seleccionado ha sido sometido a técnicas de congelación. Este es el primer caso en España en el que se ha logrado liberar a un recién nacido de esta mutación, que eleva el riesgo de cáncer de mama mediante técnicas de diagnóstico implantacional, aunque en el mundo se han logrado ya varios embarazos con éxito, un total de siete. Entre estos casos se encuentra el del Reino Unido, que se consiguió en enero de 2009. La madre, portadora del mismo gen (BRCA1) alterado, dio a luz a una niña sana. Otra buena noticia es que el cáncer de mama no es único cáncer hereditario del que se pueden beneficiar los niños del futuro. En esa lista, pueden estar también el cáncer de colon, el de tiroides, la neurofibromatosis, que es un trastorno genético del sistema nervioso que causa crecimiento de tumores en los nervios, la esclerosis tuberosa y la anemia de Fanconi. En el caso del cáncer hereditario, que supone el 5 por ciento del total, los especialistas tienen en cuenta el daño social y psicológico que produce la enfermedad en el entorno familiar. Para una pareja que ha sufrido esta enfermedad en su familia, saber que uno de sus miembros tiene una predisposición muy alta de transferirla a los hijos es un golpe muy duro. El efecto preventivo logrado por la ciencia, evita que aparezca otro caso de cáncer en la familia y este avance abre una nueva puerta a la esperanza en sus vidas. Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud