¿Por qué evitar el mercurio del pescado durante el embarazo?

  • compartidos

¿Sabías que algunas especies de pescado si son consumidas en exceso durante el embarazo pueden representar un riesgo para la salud del bebé? Al ser ingerido por la madre, aumenta el peligro de que su bebé desarrolle problemas en su sistema nervioso.

Si estás pensando en quedarte embarazada, si lo estás o estás dando el pecho a tu bebé, estaría bien que echaras un ojo a lo que consumes. El mercurio es un metal pesado y se almacena en el organismo.

Especies de pescado que no deben consumirse embarazada

Consumir pescado en el embarazo

En todas sus formas es tóxico para el sistema nervioso central, provoca temblores e irritabilidad, alteraciones de la vista y de la audición, y problemas de memoria. En el lactante la exposición al mercurio puede causar una disminución del coeficiente intelectual y retardo en su desarrollo mental, así como problemas motores. También pueden afectar a la piel, a los riñones, al corazón y a los pulmones del bebé.

Las concentraciones de mercurio se vinculan al consumo de ciertas especies de pescado como el pez espada, caballa rey y el atún. El mercurio llega a estos peces tras ser emitido desde fuentes tales como las centrales térmicas de carbón o la industria del cloro.

Por esta razón, los expertos creen que algo está fallando en los sistemas de seguridad tanto ambiental como alimentaria. Que se debería mantener a la mujer informada sobre cuáles son las fuentes más comunes de la contaminación con mercurio, durante el embarazo. 

Los bebés son especialmente sensibles a los efectos de este neurotóxico. El mercurio, cuando ingerido por un ser vivo adquiere la forma biológica de metil-mercurio, un elemento muy tóxico que, en cantidades excesivas, llega a la cadena alimentaria y se acumula en el organismo del bebé. Por esta razón, los expertos alertan que el consumo de productos con alto contenido en mercurio sea vigilado durante el embarazo.

Las autoridades sanitarias aconsejan que las mujeres que puedan estar embarazadas, las que ya estén o las mujeres lactantes disminuyan a una pequeña ración, inferior a 100 gramos, su consumo semanal de grandes peces depredadores como el pez espada, los tiburones y el lucio, y que tampoco deberían comer atún más de dos veces por semana.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud