No sólo de la maternidad vive una mujer

  • compartidos

Me encanta el papel de madre, me apasiona estar con mi hija, caminar, ver películas, bailar, jugar, salir, cocinar y hacer un montón de cositas con y para ella, pero hay momentos en que una voz se despierta en mi interior, 'grita' y quiere salir. Es la necesidad de volver a ser sólo yo misma, de 'quitarme la ropa' de madre y ponerme un 'traje' que muchas veces lo dejamos estacionado a un lado de nuestras vidas por los hijos: ese 'modelito' de mujer.

La maternidad da la felicidad, pero debe compaginarse

Madres con bebés

Desde que soy madre me he convertido en una persona distinta y mejor, he experimentado un grado superior de dignidad, de entrega, de placer... Cuando me 'bauticé' como madre, creo que subí un montón de escalones en mi vida hacia la plenitud. Sigo en ello, pero a veces necesito cambiar de escena para ser sólo yo misma porque, al fin y al cabo, los hijos no pueden ni deben ser el timón de nuestras vidas, aunque sean y serán siempre las personitas más importantes de ellas.

Me encanta mi hija, pero también me encanta ir al cine, al teatro o a cenar fuera, solita con mi pareja. Necesito dedicarme un momento para estar y disfrutar con él. Y no solo eso. También necesito estar con mis amigos, charlar, callejear y comer con ellos, aunque acabemos como siempre, hablando de los hijos, claro. Los hijos muchas veces monopolizan toda nuestra atención y charlas, pero creo que no son ellos los responsables y sí nosotras, las madres.

De pequeños, como los hijos son tan dependientes de nosotras, acabamos perdiendo el rumbo de nuestras prioridades, aunque en el fondo sabemos que para cada cosa hay su hora y su momento. Se puede cuidar a los hijos sin dejar de ser una misma en sus deseos y necesidades. Se puede cuidar de los hijos sin tener que dejar el trabajo por el que tanto has luchado. También 'cultivar' a los amigos. Cuántos amigos, cuántas oportunidades profesionales se quedaron por el camino por no haber tenido tiempo u organización para darles atención, ¿verdad?

Los hijos no son ni deben ser estorbos ni obstáculos para que seamos mujeres. Hoy, especialmente, quiero tener por lo menos un par de horas solita, sin trabajo, sin hijos, sin perro, sin tareas de casa, sin obligaciones... A lo mejor me doy un regalo en alguna tienda, en la peluquería o en el gimnasio. O simplemente caminaré mirando al cielo para 'realimentarme'. ¿Qué te parece si haces lo mismo u otra cosa diferente? 

Mamás famosas según su signo del zodíaco

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud