Padre no hay más que uno

  • compartidos

¿Te imaginas aceptar una jugosa oferta laboral en otro país, situado a 6 o 7 horas de avión por lo menos, mientras tu pareja se queda 'encantado' en casa con los niños porque decide aceptar otra oferta laboral que no puede rechazar? Lo que para muchas mujeres y hombres en nuestro país es un sueño o, mejor dicho, una utopía conciliar en estos términos vida laboral y familiar, una pareja sueca lo está experimentando en este momento.

Una vez más Suecia nos dio una lección de conciliación entre la vida familiar y laboral. Este ha sido el caso del político Erik Ullenhag, un padre de 38 años, que compatibiliza el cuidado de sus hijos de seis y dos años con su trabajo de ministro, mientras su mujer se ha mudado a Jerusalem a desarrollar su carrera profesional. 

Los padres que consiguen compatibilizar trabajo y familia

Pare con bebé

Cuando habla de su situación, me resulta irresistible babear un poco porque es difícil encontrar a un hombre tan solidario con nosotras, las mujeres que soportamos como podemos la pesadilla de compatibilizar trabajo y familia. Reconoce que para él es más fácil cuidar de sus hijos que para otra gente porque, aunque trabaja mucho, puede organizar su rutina para pasar más tiempo con ellos y gracias a su horario flexible puede dejar a los niños por la mañana en la escuela y recogerlos por la tarde, y si tiene que salir de viaje, sus suegros y sus padres le echan una mano.

Hasta aquí, sus palabras no me sorprenden, incluso me resultan familiares, porque conozco algunos casos parecidos, de mujeres que trabajan mucho, pero tienen personas o familiares que les ayudan con los niños o en casa cuando lo necesitan. Pero, lo mejor es cuando dice que, honestamente, es mucho trabajo, que durante un par de años está bien, pero que no se puede estar así 15 años. Menos mal, que los niños crecen, si no ¡qué sería de nosotras!

Pero aún hay más: otra de las perlas que ha soltado es que todo es más fácil si eres hombre. La gente te ve como un buen tipo y te ayuda más. Reconoce que cuando se le olvida llevar alguna prenda extra en invierno para sus hijos, en el colegio le ayudan a solucionarlo, sin más, de forma positiva, mientras que a las mujeres les recordarían el descuido. ¿Y nosotras? Se supone que tenemos que ser buenas madres y sorprende cuando fallamos, pasamos por una mala racha o tenemos despistes por no poder llegar a todo. Si esto ocurre en Suecia todavía, un país que es actualmente un modelo de conciliación laboral y familiar, ¿en qué peldaño de la escalera estamos nosotros? Menos mal que cada vez nos acercamos más a la igualdad entre hombres y mujeres, y esto supone un gran avance para la sociedad en general. Me encanta descubrir que en el mundo hay padres que se esfuerzan todos los días por demostrar que padre no hay más que uno.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Películas para el Día del Padre

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud