Cada hijo añade 9 meses de cotización a tu jubilación

  • compartidos

¿Crees que el actual sistema de jubilación en España supone un agravio comparativo para las mujeres? A la hora de cobrar la merecida pensión de jubilación entran en juego varios parámetros y la mayoría de ellos no favorecen la maternidad de la mujer, salvo ahora que tener un hijo puede añadir 9 meses de cotización a la jubilación de las madres.

Está por ver si estos nueve meses pueden multiplicarse realmente por el número de hijos, o bien, tendrán un tope de dos años como se ha comentado. Así, por ejemplo, una mujer que haya tenido cuatro hijos tendría derecho a añadir 3 años de cotización a su jubilación, una cifra que puede resultar compensatoria o no, según como valoremos el esfuerzo físico, familiar, social y económico de sacar adelante a cuatro retoños.

Tener un hijo y la jubilación

Aunque de momento, sólo es una propuesta, la medida ha trascendido a la opinión pública y la posibilidad de que las mujeres podamos complementar nuestro periodo de cotización en función de los hijos que hayamos tenido para poder tener derecho a una mejor pensión de jubilación es una buena noticia, que nos acerca a Europa. Si nos comparamos con otros países, por ejemplo con Francia, aún estaríamos lejos de llegar a los dos años que el país galo computa por cada hijo en su sistema de pensiones. Y es que, en España, actualmente son necesarios 15 años de cotización en la Seguridad Social para tener derecho a cobrar la prestación mínima por jubilación. Por tanto, si una mujer ha dedicado la mayor parte de su vida al cuidado de sus hijos y no ha llegado a cotizar ese mínimo de años, se queda sin ese derecho. El problema es que debido a la insostenibilidad del sistema piramidal de jubilación es posible que este mínimo de 15 años se amplíe a 20 o 25 años, ya que mientras hoy hay 4 trabajadores por jubilado, en 2050, cada jubilado será sostenido por 1,6 trabajadores. En esta línea, deberíamos plantearnos premiar a las mujeres por el aumento de la natalidad para solucionar problemas de este tipo y ayudar a la sostenibilidad del sistema de pensiones. Los niños de hoy serán los futuros cotizantes de mañana y el hecho de que una madre pida una excedencia o decida voluntariamente retirarse temporalmente para cuidar a su bebé supone, además, un ahorro considerable en permisos de lactancia, ausencias por enfermedades del bebé o guarderías públicas. Seamos realistas, para muchas madres resulta imposible cotizar 38,5 años para jubilarnos con el 100 por 100 de la prestación a los 65 años. Eso supone haber trabajado continuamente desde los 26 años. Lo peor es que en la actualidad, la edad media con la que se consigue un trabajo estable es de 30 años. Según estos datos, la mayoría de las mujeres de este país no llegaremos a cobrar los 2.500 euros de tope. Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud