Cuando el niño tiene problemas de aprendizaje

  • compartidos

Tu hijo come de todo, corre como un Bambi, es inteligente, simpático, tiene salud y es bueno en todos los aspectos, hasta que empieza a ir al colegio y de repente, sin saber por qué, comienza a tener problemas. No tiene problemas de adaptación ni de comportamiento. Tu hijo tiene problemas para aprender. Y aunque siga siendo el niño más maravilloso del mundo, tendrás que ayudarlo a que controle este problema.

Cómo afecta en los niños el problema de aprendizaje

Niño estudiando

Un niño con problema de aprendizaje tiene dificultades con destrezas como la lectura, la ortografía, para escuchar, hablar, razonar y con la matemática. Eso no quiere decir que un niño tenga todos estas dificultades. Los problemas varían según los niños. Tampoco quiere decir que los niños con problemas de aprendizaje sean perezosos o vagos. Lo que ocurre es que sus cerebros procesan la información de una manera diferente. Por lo general, los problemas empiezan a ser identificados desde los 5 años de edad, cuando los niños acuden a la escuela. Hay que diferenciar un problema puntual para aprender de los que persisten año tras año. Cuando la dificultad de aprender perdura ya se puede pedir una evaluación por parte del colegio para confirmar si el niño tiene problemas de aprendizaje o no.

Señales que indican que nuestro hijo tiene problemas de aprendizaje

Hay señales que pueden hacer sospechar a los padres que sus hijos tienen problemas de aprendizaje. Más que señales se trata de un perfil básico de un niño con esta dificultad:

1- Dificultad para entender y seguir tareas e instrucciones.

2- Dificultad para asimilar y recordar lo que alguien le acaba de decir.

3- Dificultad para dominar destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y/o matemática.

4- Dificultad para distinguir entre la derecha y la izquierda, para identificar las palabras, etc. Su tendencia es escribir las letras, palabras o números al revés.

5- Dificultad de coordinación para caminar, hacer deportes o incluso para vestirse o amarrarse el cordón del zapato.

6- Dificultad para organizar y mantener a los libros y material escolar.

7- Dificultad para situarse en el tiempo.

8- Dificultad para controlar su irritación o excitación. Si tu hijo tiene una o más dificultades de las mencionadas, sería bueno que lo comentara con su profesor y buscaras ayuda cuanto antes. La falta de un control de los problemas de aprendizaje puede llevar al niño a mayores problemas como el fracaso escolar y de inadaptabilidad social. Sólo un especialista puede determinar si el niño tiene problemas para aprender porque sufre de trastornos como la dislexia, hiperactividad, autismo, discalculia o problemas de lenguaje

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud