Criterios para elegir los padrinos que bautizarán al bebé

  • compartidos

Elegir los padrinos para nuestro primer hijo supuso todo un dilema para nosotros. Ser padrino es, a partes iguales, un honor y una responsabilidad para los elegidos y, cuando tienes que decidirte, la cuestión es no ofender a nadie por dejarles fuera. Entre mis padres y sus padres, sumaban cuatro para elegir entre dos, y entre todos aportaban más ilusión que indiferencia.

Cómo elegir a los padrinos del bebé

Bautizo bebé

Si aún no lo tienes claro, una alternativa es optar por seguir la tradición clásica y el protocolo tradicional que propone al abuelo paterno como padrino y a la abuela materna como madrina para el primer hijo. Para el segundo, los elegidos serían el abuelo materno y la abuela paterna y para el tercero, el hermano del padre y la hermana de la madre. Para el resto de los hijos del matrimonio, la elección se amplía al resto de los familiares y amigos.

En el caso de que cualquiera de los miembros propuestos por el protocolo faltara, ese miembro podría ser sustituido por cualquier otro, eso sí, sin mezclar familiares y amigos. En los bautizos de corte clásico, la tradición prefiere una pareja de padrinos homogénea en términos de relación, evitando uniones dispares, como por ejemplo, el abuelo paterno con una amiga de la madre del bebé. Actualmente, los padrinos del bautismo se suelen elegir entre los amigos más cercanos o íntimos. Una de las razones que esgrimen los padres es la edad. Debido a que nuestra paternidad es cada vez más tardía, los abuelos cada vez tienen a sus nietos más tarde y, si pensamos en la esencia de la función de los padrinos, que es hacerse cargo del niño en ausencia de los padres, difícilmente podrían hacerlo bien unos abuelos nonagenarios.

En cualquier caso, la elección de los padrinos debe ser tomada con calma y sin prisas. La decisión debe ser madurada y consensuada entre los padres porque mediante esta elección se inicia una buena relación con su ahijado, que se irá intensificando con el crecimiento y desarrollo del niño, y que dejará evidencia del cariño en fechas señaladas como los cumpleaños. Evita sentirte ofendido si alguno de los familiares o amigos elegidos rechazan la invitación de ser padrinos.

Ten en cuenta que deben considerarlo como algo gratificante, ya que nunca se debe considerar ser padrino como una carga o aceptarlo por compromiso. De cara a la ceremonia del bautismo, un requisito obligatorio es que los padrinos estén bautizados y confirmados. Ya en la iglesia, la madrina sujetará al bebé en sus brazos, y el padrino sostendrá la vela bautismal.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Ideas para regalar en el bautizo del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud