Ayuda a tus hijos a subir la cuesta de enero

  • compartidos

A muchos niños no les queda nada para empezar el colegio otra vez. Después de la 'resaca' de las vacaciones de Navidad, mis hijos apuran los últimos detalles para jugar a contrarreloj antes de comenzar las clases. Falta poco para empezar a madrugar otra vez, cargar con los libros y volver a ver a los amigos. ¡Eso es lo mejor de todo!

Vuelta al colegio después de las fiestas navideñas

Padres animan a los hijos a volver al colegio

El reencuentro con los amigos del colegio es uno de los aspectos más positivos de la vuelta a las aulas, que hay que reforzar para hacer frente al denominado síndrome postvacacional, un estado de ánimo que ha ido en aumento en los últimos años. Recientes estudios señalan que el síndrome postvacacional afecta a un tercio de la población y está directamente relacionado con el índice de satisfacción personal que, por ejemplo, cada uno tenemos con el trabajo o con el colegio.

Este estado de ánimo pasajero hace que nos sintamos desmotivados, huraños y decaídos y, también puede afectar a los niños, debido a que el paso del ocio y del tiempo libre al ritmo que impone el colegio no siempre resulta satisfactorio. Y es que la cuesta de enero empieza para todos y la semana que viene promete ser la más dura. Para los mayores, después del empacho de las celebraciones navideñas, nos conviene comenzar la dieta e incorporarnos a la rutina laboral, y para los niños entre el madrugón matinal y la despedida de sus juguetes hasta la tarde, las primeras horas de la mañana pueden hacerse difíciles también.

Para no caer en la depresión ni en el desánimo, existen una serie de consejos que los padres podemos poner en marcha para reengancharnos de nuevo a la actividad con talante positivo. La mayoría son pautas sencillas, que nos ayudarán a que a nuestros hijos no se les haga cuesta arriba comenzar el colegio después de las vacaciones:

La primera de ellas es predicar con el ejemplo, aunque te cueste. Ya sabes, como dice el refrán, a mal tiempo, buena cara. Nuestros hijos no podrán sentirse motivados con la vuelta al colegio, si tú no te muestras positiva con tu retorno al trabajo. Ayúdales destacando los aspectos más positivos del colegio como el reencuentro con los amigos o la vuelta a las actividades extraescolares que tanto les gustan. Plantéales la vuelta a las clases como un nuevo reto, refuerza lo positivo de aprender cosas nuevas y prueba a incentivarles con algún plan para el siguiente fin de semana: ir al cine, a la bolera, a una piscina de bolas, a casa de un amigo a jugar, a montar en trineo o a tomar un chocolate con churros, seguro que les encantará. Cualquier ilusión cercana en el tiempo les ayudará a que la primera semana de su cuesta de enero personal sea más llevadera.

Marisol Nuevo

Los Derechos del Niño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud