Monumentos para niños en un viaje a Florencia

Los mejores rincones para una escapada a Florencia con los niños

  • compartidos

 

La magnífica cúpula de la Catedral de Florencia marca la silueta de la ciudad, la mires desde donde la mires. Es el monumento más imponente y espectacular de Florencia pero ni mucho menos el único.

Florencia posee una de las mayores concentraciones de monumentos y obras de arte del mundo. Iglesias, torres, galerías, esculturas y edificios históricos abarrotan la ciudad, como si ésta fuese un auténtico museo urbano.

Monumentos en Florencia

Monumentos de Florencia

Piazza del Duomo

La Catedral del Florencia, el Campanile de Giotto y el Battistero de San Giovanni, tres de las visitas más representativas de Florencia se encuentran en la Piazza del Duomo, un lugar repleto de turistas y animación a todas horas.

La Catedral de Florencia o Santa María de las Flores es una de las iglesias cristianas más grandes del mundo. Su cúpula con 114 metros de altura y 45 metros de diámetro es sencillamente impresionante. Construida por Filippo Brunelleschi, muestra en su interior pinturas que representan el Juicio Final.

Afortunadamente, puedes subir a lo alto de la cúpula para disfrutar de unas excepcionales vistas de la ciudad, eso sí, después de superar los 463 escalones. La ascensión merece la pena, pero el último tramo es casi vertical por lo que no es lo más recomendable para niños muy pequeños. En este caso, podéis subir a lo alto del Campanile de Giotto en su lugar. Las vistas son igualmente impresionantes. La subida es más fácil pero también requiere un pequeño esfuerzo, puesto que son 414 escalones.

El Campanile, revestido de mármol blanco, verde y rojo, es excepcional.

Ten en cuenta que para poder acceder al interior de la catedral necesitarás llevar cubiertos los hombros.

El horario para subir a la cúpula de la catedral es de 8:30 a 19:00 horas todos los días, excepto los sábados que cierra a las 17:40 horas y losfestivos que cierra.

Para subir a la cúpula es necesario pagar una entrada de 8 euros.

El horario del Campanile es de 8:30 a 19:30. Y para acceder a lo más alto hay que pagar una entrada de 6 euros.

Ponte Vecchio

El Ponte Vecchio o Puente Viejo es la imagen más representativa de Florencia y el símbolo del romanticismo. Además de por sus casas colgantes, el puente es famoso por ser el lugar elegido por millones de parejas para colgar candados, como símbolo del amor eterno.

Cada cierto tiempo las autoridades se encargan de quitar los candados para evitar problemas en la estructura del puente, pero tardan poco tiempo en volver a aparecer.

Data de 1345 y es uno de los puentes de piedra más antiguos de Europa, como su propio nombre indica.

El Puente Vecchio enlaza las calles de Santa María y Guicciardini.

Qué ver en Florencia

Piazza Della Signoria

La plaza de la Señoría es una de las más importantes de Florencia. En otra época se encontraban aquí unas famosas termas, pero hoy la plaza es un hervidero de gente.

El edificio más característico de la Piazza Della Signoria es el Palazzio Vecchio en cuya entrada llaman la atención las esculturas de Adán y Eva y una copia de el David de Miguel Ángel.

No son las únicas piezas de arte que veréis en esta célebre plaza. Los soportales de Logia Della Signoria son un museo al aire libre con diversas esculturas.

Otro atractivo de este lugar: la fuente de Neptuno, construida por Bartolomeo Ammannati.

Además de ser un lugar repleto de arte y cultura, la plaza es uno de los rincones favoritos por los viajeros para pasear y descansar. Uno de los principales monumentos de Florencia.

La Piazza Della Signoria está situada entre la Piazza del Duomo y el río Arno.

Iglesia de Santa Croce

Es la iglesia franciscana más grande del mundo, pero su principal atractivo es que atesora esculturas y pinturas de gran valor, firmadas por artistas como Giotto, Brunelleschi o Donatello.

Es además, el lugar donde reposan los restos de unas 300 personas. Entre las lápidas de los siglos XIV al XIX, destacan las de Miguel Ángel, Maquiavelo y Galileo Galilei.

Se encuentra en la Piazza de Santa Croce

El horario de visita es de 9:30 a 17:00 horas, de lunes a sábado, y de 14:00 a 17:00 horas, los domingos y festivos.

La entrada cuesta 6 euros para adultos y 4 euros para niños entre 11 y 18 años.

Piazzale de Miguel Ángel

La plaza de Miguel Ángel no compite en belleza con otras plazas de Florencia, pero sí en vistas. Por su ubicación en lo alto de una colina, la plaza proporciona unas espléndidas panorámicas de la ciudad.

Se puede llegar hasta la plaza caminando desde la orilla sur del río Arno, dando un paseo de unos 15 minutos aproximadamente, o directamente en autobús.

Iglesia Santa María Novella

El templo referencia de los dominicos en Florencia es muy colorista y bello, tanto por fuera como por dentro.

En el interior se pueden admirar frescos que reflejan la vida cotidiana de los italianos en la alta Edad Media.

La iglesia se encuentra en la plaza del mismo nombre: Santa María Novella.

El horario de visita es de 10:00 a 16:00 horas, pero solo los lunes, viernes, sábados y domingos.

La entrada cuesta 2,5 euros para adultos y 2 euros para jóvenes y jubilados.

Viajar con los niños. Fotos de Roma

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud