Los mejores hoteles y restaurantes de Dublín para niños

Dónde comer y dormir bien en Dublín si viajas con niños

  • compartidos

Dublín, a diferencia de lo que pueda parecer, es una ciudad relativamente barata a la hora de conseguir alojamiento. Dormir en el centro de la capital irlandesa en un hotel de tres estrellas, cómodo y limpio, cuesta alrededor de 50 euros la noche. Al viajar con niños, pregunta por las opciones para camas supletorias antes de reservar.

A la hora de comer, encontrarás numerosos restaurantes y pubs donde degustar los típicos platos de la gastronomía irlandesa junto a una rica pinta de cerveza.

Hoteles para niños en Dublín

Dónde comer en Dublín

Dublín es una ciudad relativamente pequeña por lo que nuestra primera recomendación es que escojas un hotel céntrico. En otras ciudades europeas, esto sería imposible a un precio asequible y acabaríamos recurriendo a un hotel más barato aunque lejano y a la necesidad de coger el transporte público para ir al centro.

Ya que en Dublín el transporte no es muy fácil para los turistas y que la oferta hotelera es económicamente asequible, ni lo dudes.

Una de las mejores zonas para dormir en Dublín con niños es la cercana a O´Donnell Street. Éste es un punto céntrico y animado de Dublín sin el excesivo ruido que puede haber por la noche en Temple Bar.

Otra estupenda opción es consultar la oferta de apartamentos para familias en Dublín. Hay muchos, equipados y estupendos, a precios razonables. Consulta con varios propietarios, compara características y precios, y lánzate a conocer Dublín con los niños.

Restaurantes para niños en Dublín

Temple Bar en Dublín

La gastronomía irlandesa es contundente. Huevos con salchichas y beicon es un desayuno habitual en un país dónde las recetas tradicionales conviven con platos más elaborados y modernos.

Por lo general es una cocina con alto contenido en grasa y, además, las cantidades que se sirven en los restaurantes son muy generosas, por lo que no pidáis mucha comida u os sobrará.

A los niños les encantará el típico irish stew o estofado de cordero con patatas, el boxty o pastel de patata y las coodle o salchichas recubiertas con beicon.

Si quieres ahorrar algo de dinero busca los restaurantes con descuento “early bird”. Esto significa que cenar antes de las 18:30 de la tarde es más barato que hacerlo después. No lo dudes y adáptate a los horarios locales. Tu bolsillo lo notará.

Además de los numerosos restaurantes, podrás comer a precios muy asequibles en los tradicionales pubs donde tiene gran protagonismo la cerveza, bebida nacional irlandesa. Para ello, dirígete a Temple Bar, la zona de pubs de Dublín.

Dublín tiene otro aliciente gastronómico muy diferente. Por todo el Condado de Dublín hay numerosos mercados de productos agrícolas donde podrás comprar y degustar las especialidades regionales. Productos ecológicos que van directamente de la granjas irlandesas a estos animados mercados, donde descubrirás sabrosos sabores.

Viajar con los niños. Fotos de Madrid

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud