Los mejores hoteles y restaurantes de Atenas para niños

Dónde comer y dormir bien en Atenas si viajas con niños

  • compartidos

En Atenas hay muchos hoteles y apartamentos con una buena relación calidad-precio, así que buscar un alojamiento para pasar las vacaciones con los niños te resultará muy sencillo. Consulta nuestros consejos sobre las mejores zonas de Atenas para familias con niños y disfruta de vuestro viaje.  

La comida griega, basada en la dieta mediterránea, es otro de los grandes atractivos de Atenas. Sus ensaladas, su aceite, sus verduras, su yougurt y platos típicos –mousaka o tzatziki- os encantarán. Entre las opciones de comida rápida destaca el gyro o kebab típico. 

Hoteles para niños en Atenas

Dónde comer en Atenas

Encontrar alojamiento en Atenas os resultará fácil porque la oferta hotelera es muy grande. Por suerte, Grecia es un país bastante económico y lo notaréis especialmente a la hora de reservar el alojamiento. Ya busquéis albergues, apartamentos u hoteles, podréis encontrar lo que queréis a precios razonables y en buenas zonas. 

Atenas es una ciudad muy extensa por lo que el principal punto a tener en cuenta es la ubicación. Las zonas más recomendables para familias con niños son los barrios de Plaka y Monastiraki, así como los alrededores de la Plaza Syntagma. En estas áreas se concentra el bullicio turístico de la ciudad y desde aquí, podréis ir cómodamente a los principales puntos de interés de Atenas. 

Si viajas en verano, es muy probable que las altas temperaturas os hagan pasar más de un sofoco en una metrópoli tan caótica como Atenas. Buscar un hotel con piscina es una buena idea para que los niños –y nosotros- podamos refrescarnos tras volver de un día por la capital helénica. 

Restaurantes para niños en Atenas

Qué comer en Atenas

La gastronomía griega, basada en la dieta mediterránea, es ideal para que los niños se lancen a probar nuevos sabores y platos. Verduras, quesos y el ominipresente aceite de oliva predominan en la cocina griega.

Muchas son las especialidades típicas de Grecia pero una de las más famosas es la musaca o moussaka, una lasaña con finas lonchas de berenjenas en lugar de pasta y, generalmente, relleno de carne y tomate. Las ensaladas, las sopas y los pescados frescos también abundan en las cartas de los restaurantes o ‘tavernas’ griegas.

Cualquier lugar es bueno para sentarse a degustar de las delicias griegas pero hacerlo en una agradable terraza con vistas a la Acrópolis es sin duda una experiencia que recordaréis. Buenos lugares para comer son los alrededores de Plaka y Monastiraki, repletos de restaurantes y tabernas con encanto.

Como curiosidad, en los restaurantes griegos se acostumbra a ofrecer vasos de agua gratuitos a los clientes nada más se sientan en la mesa. Esta agua es de excelente calidad y permite ahorrarse otra consumición de bebida. 

Si en lugar de sentaros a almorzar preferís comer algo rápido y barato, estáis de suerte, porque en Atenas además de la comida rápida internacional de hamburguesas o pizzas, podréis encontrar numerosos locales conocidos como ‘psitopolios’ de gyro: una especie de kebab típico griego elaborado con pan de pita, carme de cordero o cerdo cocinada girando sobre sí misma y tzatziki, la famosa salsa de yougurt.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud