Cómo llegar a Viena viajando con niños

En avión o tren, Viena es accesible para un viaje con niños

  • compartidos

Ubicada en el corazón de Europa, Viena se encuentra muy bien comunicada con sus países limítrofes, pero la opción de viajar a Austria por carretera queda descartada desde países como España, ya que el trayecto en coche nos llevaría unas 20 horas. Demasiado para un viaje con niños.

La mejor opción para viajar con niños a Viena es, por tanto, el avión. Una vez allí, nos podremos mover en metro, tranvía o autobús. La ciudad posee una formidable red de transporte público que hará nuestra estancia muy cómoda.

Viajar a Viena con niños

Como llegar en avión a Viena

- Viajar en avión a Viena

El avión es la opción más cómoda y rápida de viajar a Viena. El aeropuerto internacional de la ciudad, Schwechat, está situado a solo 18 kilómetros del centro.

Para recorrer esta distancia existen varias opciones. El City Airport Train CAT es un tren que une el aeropuerto con la estación Wien Mitte, en pleno centro, en solo 16 minutos. Tiene una frecuencia de 30 minutos y cuesta unos 16 euros por el trayecto ida y vuelta.

El tren rápido S7 realiza diversas paradas en Viena (Kaiserebersdorf, Zentralfriedhof S-Bahn, Geiselbergstraße, St. Marx, Rennweg, Praterstern, Traisengasse, Handelskai, Floridsdorf) antes de llegar a Wien Mitte por lo que la duración de su trayecto es mayor: 26 minutos.

El billete cuesta 4,20 euros.

Además del tren existe un servicio de autobuses del aeropuerto que lleva a los viajeros hasta Morzinplatz/Schwedenplatz en 20 minutos.

 - Viajar a Viena en tren

El tren es una opción interesante para llegar a Viena si estamos viajando por Europa o partimos de un país cercano. De lo contrario, tanto por precio como por duración del trayecto no merece la pena cuando se trata de un viaje en familia con niños. 

Desplazarse en Viena con niños

Moverse por Viena

El transporte público de Viena es cómodo y muy práctico ya que cubre la totalidad de la ciudad. No es barato pero para comodidad de los viajeros los billetes son comunes tanto para metro, tranvía y autobús. 

El billete sencillo cuesta 2 euros pero existen múltiples abonos por días que abaratan considerablemente el coste. Otra opción divertida –aunque cara- para los niños es el carruaje de caballos, muy presente por las calles de la capital austriaca.

El Metro de Viena

El metro de Viena (U-Bahn) es de los más modernos de Europa ya que su construcción no comenzó hasta 1969. Está compuesto de 5 líneas y es un medio de transporte cómodo y efectivo que cubre prácticamente todos los puntos turísticos de la ciudad.

Funciona entre las 5:00 y las 00:30 horas, y tiene una frecuencia de unos 5 minutos.  

Moverse en Tranvía por Viena

El tranvía de Viena o Straßenbahn se compone de 30 líneas y es una de las más extensas del mundo. 

Las líneas más utilizadas por los viajeros son la 1 y 2, ya que realizan un recorrido alrededor de la Ringstrasse, con paradas en edificios carismáticos como la Ópera, el Palacio Hofburg, el Parlamento o la Bolsa. El horario de circulación de los tranvías es de 5:00 a 24:00 horas aproximadamente.

Existe también un tranvía turístico que recorre la Ringstrasse realizando múltiples paradas e informando a los viajeros en diversos idiomas. Su horario es de 10:00 a 18:00 horas todos los días.

Red de Autobuses de Viena

La red de autobuses de Viena también es muy completa pero no es muy común su uso entre los viajeros ya que los tranvías y el metro resultan más prácticos. 

Sí son muy útiles las líneas nocturnas de autobuses que funcionan aproximadamente entre las 00:30 y las 5:00 horas con una frecuencia de 30 minutos. 

Taxis en Viena

Con semejante sistema de transporte público, en Viena no es necesario coger taxis, pero si tuvierais la necesidad, tened en cuenta que  hay que pagar una tarifa adicional cuando viaja más de un pasajero. A diferencia de otras ciudades, en Viena no se pueden parar los taxis mientras circulan.  

Los Coches de Caballos de Viena

Los Fiaker o coches de caballos están muy presentes en las calles del casco antiguo de Viena. Los cocheros van ataviados con bombín y un traje típico y van dando explicaciones turísticas a los viajeros.

Los precios son fijos y oscilan entre los 40 euros de un paseo de 20, hasta los 95 euros del recorrido de una hora.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud