Cómo llegar a Venecia viajando con niños

En avión, barco, coche o tren, Venecia es accesible para un viaje con niños

  • compartidos

Venecia es una ciudad que acoge cada año a miles y miles de turistas. Por eso, pese a sus reducidas dimensiones cuenta con excepcionales infraestructuras. El modo de transporte más cómodo para llegar a Venecia con niños es el avión, pero no debemos olvidar que el tren es otra opción práctica y económica.

Nada más llegar a Venecia, la visión de sus canales nos encandilará. Podremos navegarlos en vaporettos, góndola o taxis acuáticos, para disfrutar de esta bella ciudad en todos sus ángulos.

Viajar a Venecia con niños

En tren a Venecia

Avión

A pesar de su reducido tamaño, Venecia cuenta con uno de los aeropuertos internacionales con más tráfico de Italia: el Aeropuerto Marco Polo, nombrado así en honor al comerciante y navegante veneciano.

Situado 8 kilómetros al norte de Venecia, el aeropuerto está muy bien comunicado con el centro de la ciudad.

El autobús azul de la compañía ATVO es una de las mejores opciones para llegar al centro (Piazzale Roma) ya que no realiza paradas, tarda unos 20 minutos, tiene una frecuencia de media hora y cuesta 6 euros.

El autobús nº5 también es interesante, sobre todo para aquellos que no quieran llegar hasta la Piazzale de Roma, el destino final, ya que durante el trayecto se realizan varias paradas. Tarda entre 30 y 45 minutos y su precio es también de unos 6 euros.

Algo más caro –unos 15 euros- es el Alliaguna, un autobús acuático que llega hasta la misma Plaza de San Marcos.
Las compañías aéreas de bajo coste no aterrizan en Marco Polo sino en el Aeropuerto de Treviso o Canova, situado a 40 kilómetros al norte de Venecia.

Para llegar desde este aeropuerto hasta Venecia hay varias opciones. Los autobuses Barzi cuestan 7 euros y tardan unos 40 minutos, sin paradas.

El mismo precio tiene el autobús de la compañía ATVO, pero en vez de 40 minutos tarda algo más de una hora, ya que realiza varias paradas: dos en Mestre, una de ellas en la estación de tren, y otra en Venecia, en la Piazzale Roma.

Tren

Otra opción muy frecuente para llegar a Venecia es el tren. Muchos viajeros optan por volar hasta Milán y, desde allí, viajar en tren a Venecia (unas dos horas de trayecto), ya que esta opción suele ser mucho más económica que volar a Venecia.

El trayecto es mayor, pero también es posible llegar a Venecia en tren desde ciudades como Roma o Venecia.

En cualquier caso, es la estación de Santa Lucía la que concentra la llegada de turistas a Venecia. Una de las grandes ventajas de este medio de transporte es que se llega directamente al centro de Venecia.

Desplazarse en Venecia con niños

Moverse por Venecia

Venecia es una isla muy pequeña. Se puede recorrer andando de punta a punta en tan solo media hora, por lo que si os alojáis en la misma isla de Venecia, no necesitaréis transporte.

De todas formas, existen múltiples opciones para visitar las islas vecinas e incluso la misma Venecia.

Vaporetto

Venecia no es una ciudad usual. Los canales marcan inevitablemente el día a día de la urbe en muchos aspectos. Por eso, las ambulancias, la policía o el servicio de correos, por ejemplo, se mueven en pequeños barcos llamados vaporettos.

Los vaporettos públicos son una especie de autobuses acuáticos que recorren líneas fijas con horarios fijos.

Las líneas de vaporettos más importantes para los turistas son la 1 –que va desde la estación de autobuses de Piazzale roma hasta la vecina Isla de Lido y pasa por lugares como la Plaza de San Marcos, Ca´Rezzonico o el Puente Rialto- la línea 3 –que va desde Piazzale Roma hasta la isla de Murano- la línea 7 –de San Marcos a Murano- la línea 10 –de San Marcos a Lido- y la línea 18 –de Lido a Murano-.

Los vaporettos son caros. El precio de un billete válido durante 60 minutos es de unos 7 euros.

Taxis

Los taxis y los taxis acuáticos no son una buena opción en Venecia ya que a su elevado precio se une que no siempre pueden llegar hasta el destino exacto al que queremos ir.

Góndolas

Las góndolas constituían el principal medio de transporte en Venecia hace siglos. Hoy son una cara atracción turística, pero muchos turistas no quieren irse de la ciudad sin un romántico paseo en góndola por los canales de Venecia.

Un paseo en góndola de 40 minutos cuesta 80 euros, pero cuenta con suplementos como horario posterior a las 19:00 horas o que el gondolieri cante o toque un instrumento.

Traghettos

Estas góndolas económicas ayudan a los turistas y residentes a cruzar el Gran Canal en determinados lugares alejados de los puentes. Un viaje apenas cuesta 50 céntimos de euro.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud