Cómo llegar a Copenhague viajando con niños

En avión, coche o tren, Copenhague es accesible para un viaje con niños

  • compartidos

Copenhague, la capital de Dinamarca, es una urbe dinámica, cosmopolita, moderna y muy bonita. El mejor modo de viajar a Copenhague con niños es en avión. El aeropuerto se encuentra muy próximo al centro de la ciudad y muy bien comunicado.

El transporte danés es muy eficaz aunque caro. Alquila una bicicleta para sentirte como un danés o para un bici-taxi. Monta en calesa, en barco o metro, todas son buenas opciones para recorrer una ciudad fantástica para familias.

Viajar a Copenhague con niños

Copenhague es una ciudad bien comunicada. Podemos llegar a ella por avión, tren, coche o barco, pero sin duda, cuando se trata de un viaje con niños, ahorrar tiempo en los desplazamientos es vital.

Viajar a Copenhague

Avión

El mejor modo de llegar a Dinamarca es en avión. El Aeropuerto Internacional de Copenhague, conocido como Kastrup, está ubicado muy cerca de la ciudad, a unos 8 kilómetros al sureste.

Para recorrer esta distancia es posible coger el metro o el tren en la misma Terminal 3 del aeropuerto. El trayecto en tren tarda una media hora y la frecuencia de trenes es cada 20 minutos aproximadamente. El precio del billete es de unos cuatro euros (mucho más económico con bonos o con la Copenhaguen Card).

Más recomendable es el metro que cuesta lo mismo pero tarda menos -unos 12 minutos- en llegar al centro y tiene más frecuencia: cada 5 minutos.

Algo más lento pero también más barato es el trayecto en autobús. Tanto el 30, como el 250S, como el 500S dejan en el centro de la ciudad. Por la noche, funciona el 96N.

También es posible coger un taxi en la salida de llegadas de las terminales 1 y 3. Es la opción más cara y cuesta unos 25 euros.

Tren

Viajar a Dinamarca en tren es posible y de hecho es una buena opción para los residentes en la zona norte de la Europa continental.

Dinamarca se encuentra conectada de forma directa con países como España, Italia, Francia o Alemania a través de la red ferroviaria TGV- Europe.

Sin embargo, este tipo de viajes no es muy recomendable para familias con niños, debido a que son muy largos y se hacen pesados.

Desplazarse en Copenhague con niños

Moverse por Copenhague con niños

El transporte público de Copenhague es muy práctico y sencillo, pero muy caro. Se paga por un sistema de zonas y el billete más barato comprende todos los viajes en tren, metro o autobús que quieras hacer en una de esas zonas durante un tiempo determinado. El precio es de 1 euro. Eso sí, cada adulto puede llevar consigo hasta dos menores de 12 años de forma gratuita.

También pueden comprarse bonos por zonas o tiempo, que salen más baratos, como el billete con 24 horas de validez que cuesta cerca de 11 euros.

Pero, sin duda, para los turistas, la mejor opción es la Copenhaguen Card. La opción más básica incluye, por 33 euros, transporte gratuito en tren, autobús y metro, incluyendo la línea que lleva hasta el aeropuerto; entrada gratuita a 65 museos y atracciones de Copenhague y descuentos varios durante 24 horas.

En Copenhague hay más bicicletas que habitantes y no sorprende ver a ejecutivos trajeados acudiendo a trabajar en bici, chicas arregladas pedaleando con sus tacones o jóvenes por el carril bici bajo un copioso chaparrón.

Aunque la bicicleta es el modo preferido por los daneses para desplazarse, Copenhague goza de un sistema de transporte público muy bien desarrollado con trenes, autobuses, trenes y metro. También es muy típico entre los turistas desplazarse navegando entre los canales del barrio antiguo, tomar un original bici-taxi e incluso dar un paseo en una carroza tirada por caballos. 

Bicicleta

Con casi 400 kilómetros de carriles bicis -entre ellos el carril más utilizado del mundo, con casi 40.000 ciclistas al día-, Copenhague es una ciudad famosa por su cultura ciclista. La capital danesa es la primera ‘Ciudad de la bicicleta’ oficial del mundo y ha sido galardonada como ‘Mejor ciudad para los ciclistas’.

Recorrer Copenhague en bicicleta es una agradable experiencia, éste es uno de los pocos lugares del mundo con semáforos para ciclistas.

Si los niños son mayores podéis coger una bicicleta para cada uno, pero si son pequeños, no hay problema porque en Copenhague encontrarás múltiples opciones de bicis con una especie de cesta anexa en donde van cómodamente uno o dos niños. Anímate a alquilar y disfruta con los niños de la capital danesa en bici.

Metro

El metro de Copenhague es uno de los más modernos de Europa. Se abrió en el año 2002, recorre la ciudad de norte a sur, consta de dos líneas y 17 estaciones.

Actualmente se trabaja en una tercera línea circular que previsiblemente estará en funcionamiento en 2018. Las líneas actuales son:

- Línea M1: de estación Vanløse a Vestamager a lo largo de 14.3 km.
- Línea M2: de estación Vanløse a Lufthavnen/Airport a lo largo de 19.2 km.

El metro de Copenhague tiene frecuencias muy buenas: cada dos minutos en horas punta y cada 15 minutos durante la noche. Los viernes y sábados, el metro de Copenhague funciona toda la noche.

Tren

El tren de Copenhague, llamado S-Tog, atraviesa la ciudad semienterrado de oeste a este y tiene paradas dentro de la zona central, en las estaciones de Vesterport, Nørreport y Østerport.

Es una muy buena opción para moverse por la capital danesa y tiene como eje de su recorrido la Estación Central, donde confluye también la línea de metro.

Autobús

La red de autobuses de Copenhague completa el diagrama de transporte público de la ciudad. Es especialmente útil para ir a los barrios más periféricos por lo que no es el transporte más usado por los turistas.

Los autobuses con una letra ‘S’ antes del número son más rápidos ya que tienen menos paradas.

Barco

Además de ser una atracción turística que gusta mucho a los niños y que permite tener otra perspectiva de la ciudad, el barco en Copenhague es un útil –aunque lento- medio de transporte.

En el canal central hay dos líneas de barcos que funcionan como transporte regular.

Mamás y papás famosos con hijos gemelos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud