Estimulación sensorial en los niños con discapacidad

Cómo estimular los sentidos de los niños con discapacidad

  • compartidos

La estimulación sensorial se empezó a utilizar en la década de los 70 como apoyo para aquellas personas con algún déficit psíquico o físico con el fin de que interactuaran con el medio a través de ella. A finales de los años setenta, Jan Hulsegge y Ad Verheul, dos terapeutas holandeses, experimentaron sobre este tipo de espacios, llegando a tener tanto éxito que crearon una unidad sensorial y establecieron una palabra para definir este concepto: snoezelen, contracción de los verbos snuffelen (explorar) y doezelen (relajarse).

'Un aula de estimulación multisensorial es un espacio habilitado para que los alumnos con algún tipo de discapacidad puedan interactuar con el medio a través de la estimulación de sus sentido', según María del Carmen Gómez Gómez (Aulas multisensoriales en educación especial. Estimulación e integración sensorial en los espacios snoezelen.)

Cómo estimular los sentidos de los niños con discapacidad

Estimulación para niños con discapacidad

En el aula multisensorial se consigue potenciar las relaciones positivas y se logran grandes mejoras en la concentración y la coordinación. Los espacios sensoriales constan de diferentes rincones: visuales, olfativos, comunicativos e interactivos, cuyo fin es trabajar, con los alumnos, distintos estímulos según las características específicas de cada niño.

Uno de los beneficios mayores que han tenido el diseño de estos espacios es para el trabajo con niños con autismo. Además, niños con dificultades en el lenguaje, en la percepción sensorial, con déficit visual, auditivo (sordos), motórico (parálisis cerebral), plurideficientes (sordomudos), son algunas de las discapacidades con las que se suele trabajar y que presentan mejores resultados.

Para trabajar en los diferentes rincones debemos:

- tener presentes a los diferentes niños que estarán en ella ya que, según sus características, los materiales y actividades deberían presentarse al alumno, de forma gradual y variarlas para que no resulte monótono.

- los rincones han de estar separados por ejemplo por colores, olores, sonidos, o bien por cortinas o cambio de texturas en el suelo.

- dentro del aula o espacio sensorial debería de haber uno dedicado a la espera o preparación, en el cual el niño se prepara para entrar al espacio de sensaciones.

- hay que mencionar que no en todos los espacios tiene que haber los mismos rincones, los cuales variarán en función, como ya hemos mencionado, de los peques y sus características sobretodo.

- los materiales que se utilizan en estos espacios dependen de; el objetivo que queramos cumplir, de las características de los alumnos y de los estímulos que queramos trabajar con los niños. Pero en la mayoría de los espacios o aulas de estimulación sensorial suelen contar con; camas de agua, piscinas de bolas, cojines vibro masaje o paneles táctiles.

La estimulación sensorial se puede utilizar con niños y con adultos así podemos encontrar aulas en centros de educación especial, en hospitales o centros de día, entre otros. Y tiene una función educativa, socializadora y rehabilitadora. 

Así pues la estimulación sensorial favorece la integración de los sentidos y mejora la calidad de vida de los niños mediante el uso de los materiales y los recursos de que se disponen en estos espacios.

Los Derechos del Niño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud