Cómo utilizar la reflexología para ayudar a dormir al bebé

Mejorar el sueño del bebé y niños mediante la reflexología

  • compartidos

Somos una generación de padres no preparados para combatir el sueño infantil, porque somos adultos y nuestro ciclo vital es totalmente distinto al de nuestros hijos. Cuando llegan al mundo, una de las primeras dificultades que encontramos es la adaptabilidad a sus horas de sueño.

Dormimos poco, nuestro carácter empeora y aumenta nuestra irritabilidad, algo que puede ir en aumento si a nuestro hijo le cuesta conciliar el sueño, se despierta muchas veces seguidas con dificultad de volverse a dormir o  duerme poco provocándole irritabilidad y cansancio durante el día. Pero ¿sabes que hay algo totalmente natural que le ayudará a dormir? Me refiero a la Reflexología.

El sueño del niño es diferente al del adulto

Bebé que duerme

Algo evidente es que el sueño de un niño no es igual al de un adulto, existen notables diferencias cuantitativas y cualitativas. Además, las necesidades de sueño varían de una persona a otra sean bebés o no. Nos encontraremos niños con una necesidad de dormir menor que otros niños de su misma edad, y ante esto no podremos hacer nada, cada uno es como es, pero lo que si podremos hacer con nuestros hijos será ayudarles a tener una excelente calidad de sueño. 

La iniciación de sueño es un proceso que requiere coordinar varias circunstancias. Por un lado, debe de estar fisiológicamente preparado para el sueño, evitar todo tipo de estrés, así como la ansiedad a la separación. Los niños necesitan rutinas, las rutinas les ofrecen seguridad, y la seguridad les ayuda a dormir. Si su seguridad se encuentra amenazada, los niños mostrarán su ansiedad a través del llanto. 

Los niños al igual que los adultos también tienen dificultades para dormir y nosotros como padres podemos ayudar a que tengan un sueño profundo y reparador para que crezcan sanos y felices.

Consejos para ayudar a dormir a niños usando reflexología podal

Reflexología podal en bebés

Los puntos a tratar serán los siguientes: Plexo Solar, Cabeza y Columna Vertebral. 

Cuando notes que el niño tiene dificultad para conciliar el sueño, o simplemente necesite relajarse antes de dormir porque está inquieto, trabaja estos tres puntos en sus pies. Poco a poco irás  viendo como comienza a relajarse, y si no consigues dormir al bebé inmediatamente, no tardará mucho en hacerlo. Estos puntos reflejos son el Sistema Nervioso y lo que provocarás al estimularlos es inducirle al sueño y a una completa y absoluta relajación.

Algunos niños suelen tener dificultad para conciliar el sueño por la ansiedad que les genera separarse de sus padres, la reflexología ayudará a que ellos se sientan seguros y en compañía.

Usa una luz tenue, un ambiente tranquilo y por supuesto una absoluta entrega por tu parte, ellos se relajarán cuando observen de ti la misma actitud. La presión debe de ser parecida a una caricia, recuerda que le trabajarás el Sistema Nervioso, además, si lo acompañas con un aceite natural de almendras el masaje será más relajante.

Shantala paso a paso. Masaje terapéutico para bebés y niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud