Sensibilidad al gluten en la infancia

Cuando el niño no tolera el gluten pero no es celiaco

  • compartidos

La base de la dieta mediterránea incluye, entre otras muchas cosas, la ingesta regular de cereales con gluten, en muy diversos formatos (pan, pasta, etc.). Desde este portal insistimos en que trigo, cebada, centeno y avena son alimentos saludables, que aportan fibra, minerales y vitaminas, y que su tolerancia habitualmente es excelente.

Desde hace años, no obstante, se viene insistiendo desde la comunidad científica en dos entidades en las cuales el consumo de estos cereales está implicado. Una es la enfermedad celíaca, que afecta al 1% de la población, y que tiene unos criterios diagnósticos sólidamente establecidos. La otra es la sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC), cuyas bases diagnósticas se están fundamentando en el momento actual. Aprovecharemos para repasar esta última.

Qué es la sensibilidad al gluten no celiaca en los niños

Niña con pan con corazón

Hay autores que dicen que hasta un 10% de la población padece SGNC (sensibilidad al gluten). En el año 2014 se publicó el primer caso pediátrico en España. Desde entonces no deja de hablarse del tema. Esta entidad consiste en que, con relación causa-efecto, el sujeto que la padece, cuando contacta con cereales con gluten, desarrolla una o varias manifestaciones clínicas. Estas manifestaciones abarcan desde síntomas digestivos (dolor abdominal, hábito intestinal irregular, flatulencia, etc.) hasta síntomas extradigestivos (artritis, anemia, síntomas neurológicos, etc.). Estos síntomas desaparecen cuando el sujeto deja de exponerse al gluten.

Las pruebas de laboratorio no son en absoluto concluyentes (puede haber una débil elevación de los anticuerpos antigliadina y alteraciones muy leves en la biopsia intestinal). En cualquier caso, parece de sentido común recomendar hacer una prueba terapéutica con dieta exenta de gluten a los pacientes que expongan que hay una clara y repetida secuencia temporal entre la exposición al gluten y la aparición de la sintomatología. 

¿Realidad o ficción? Hoy por hoy, muchos médicos comentan con escepticismo esta entidad, cada vez más fundamentada. Sí que hay que dejar bien claro que la moda de comer sin gluten (seamos o no enfermos, nos sientes bien o nos sienten mal) es precisamente eso: una moda pasajera, no una recomendación científica. Y desde aquí reivindicamos las bondades y excelencias de todos y cada uno de los cereales.

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud