Qué nos dicen las heces del bebé

Signos de alarma en los cambios de las deposiciones del bebé

  • compartidos

La cantidad, el olor y el color de las heces hablan sobre cómo se encuentra tu bebé. Si aprendes a reconocer los primeros signos de alerta a través de las deposiciones del bebé, podrás actuar rápido para frenar una infección, enfermedad o trastorno. Aunque parezca un tema escatológico, nada más lejos de la realidad. Se trata de un tema de salud que debes conocer. 

Cambios y características normales en las heces del bebé 

cambio-panal

Existen cambios en las heces del bebé que son normales. Se debe, por ejemplo, a un cambio en su alimentación. Las heces de un bebé que se alimenta con leche materna son mucho más líquidas que las de un bebé que se alimenta con leche de fórmula. Las heces del bebé lactante son de color mostaza y tienen un olor suave. Su textura es blanda y grumosa. Las heces del bebé que se alimenta con leche de fórmula, son más voluminosas, de color amarillo o marrón claro y de olor fuerte.

Según vayas introduciendo alimentos nuevos en su dieta, las heces irán cambiando. Cuando comienzas con los cereales, lo más normal es que notes que sus heces ya no son tan blandas y que a tu hijo le cuesta algo más hacer de vientre. Cuando empiece con la fruta y la verdura, el color de las heces cambiará. Por ejemplo, si tu hijo toma zanahoria, sus heces podrán tomar un color anaranjado. También es normal que al principio encuentres restos de alimentos en sus heces. Su cuerpo aún está aprendiendo a digerir los alimentos sólidos. 

Tampoco hay una pauta fija para determinar cuántas cacas al día deben hacer los bebés. Todo depende del tipo e alimentación. Los bebés que se alimentan de leche materna, pueden hacer hasta cuatro y cinco cacas al día. O quizás sólo hagan caca cada tres días. Si es blanda, es normal. Sin embargo, los bebés que toman leche de fórmula en biberón, tienden a ser más estreñidos. Necesitan hacer caca a diario pero las heces son más duras y tienen más problemas.

Cambios que preocupan en las heces del bebé

Si las heces de tu bebé cambian drásticamente y no has hecho ningún cambio en su alimentación, lo más normal es que las deposiciones nos estén mandando una señal de que hay algo que no funciona correctamente. Estos son los cambios que nos alertan de un posible trastorno del bebé:

- Heces o cacas líquidas: Suelen estar relacionadas con la diarrea o gastroenteritis. Son muy líquidas y hace más de lo normal. Habrá que controlar la hidratación del bebé.

- Heces o cacas con sangre: Si van acompañadas de fiebre, pueden ser síntomas de una gastroenteritis o de estreñimiento severo. De lo contrario, podría ser una señal de que tu hijo tiene alguna intolerancia a la proteína de la leche

- Heces o cacas blancas: Si sus heces son muy pálidas (prácticamente blancas), puede estar asoaciado a un problema del hígado, sobre todo si además notas su piel amarillenta. Aunque si se da el caso en los primeros días de vida, puede ser sólo que tu bebé tenga un poco de icteria.

- Heces o cacas verdes: Cuando las heces son verdes, suele ser síntoma de que está tomando demasiada lactosa. Ocurre por ejemplo, cuando el bebé al mamar se retira pronto. De esta forma sólo toma la primera leche, más azucarada que la leche del final. Pero también se puede deber a un tipo de alergia o incluso un parásito intestinal.

- Estreñimiento: Las heces en este caso son muy duras. Suelen tener forma de pequeñas bolitas y al bebé le cuesta mucho expulsarlas. Si a este estreñimiento lo acompaña un malestar del bebé y palidez de la piel, puede ser síntoma de una distensión abdominal

Juegos para el baño del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud