Cómo curar las ampollas de los niños

Consejos para tratar las ampollas durante la infancia

  • compartidos

Las ampollas son acúmulos de líquido que se mantienen inmóviles entre la dermis y la epidermis, y dependiendo de cómo sea este líquido, debemos actuar de un modo u otro.

Te explicamos cómo debes actuar ante una ampolla. Apunta todos estos consejos de primeros auxilios. 

Qué hacer cuando un niño tiene una ampolla

Cómo curar las ampollas

En primer lugar, hay que limpiar la ampolla con solución salina o suero fisiológico sin frotar ni aplicar fricción y después aplicar un antiséptico en toda la zona:

1. Si el líquido de la ampolla es limpio:

- Abre la ampolla cuando se haya secado el antiséptico para se vacíe todo el líquido de su interior, dejando una abertura grande para impedir que se cierre otra vez, pero sin eliminar la capa de piel de la ampolla porque va a servir de capa protectora de la herida.

- Aplicar el tratamiento farmacológico recomendado para la quemadura.

- Cubrir con una gasa estéril o un apósito.

- Controlar el estado de la herida cada 12 horas.

2. Si el líquido de la ampolla es turbio o purulento:

- Abre la ampolla y recorta toda la piel que cubre la herida.

- Limpia bien toda la zona con suero fisiológico o solución salina isotónica.

- Aplicar el tratamiento farmacológico recomendado, que suele ser un gel de tratamiento.

- Cubrir con un apósito o con una gasa estéril.

- Controlar la lesión cada 12 horas.

Heridas y quemaduras en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud