Por qué hay niños con ojeras

Cuáles son las causas de las ojeras en la infancia

  • compartidos

Las ojeras se definen como un aumento de pigmentación del tejido que circunda el ojo. Por eso se ve como una 'sombra' bajo los ojos. Preocupan con frecuencia a los padres, pues existe la creencia de que traducen un estado de 'debilidad' del niño. No obstante, muchas veces, no es así.

Causas de las ojeras en los niños

Las causas de las ojeras en los niños

Las ojeras pueden aparecer por múltiples causas. Entre ellas: 

- Genéticas. Hay una cierta predisposición a que determinadas familias presenten este fenómeno. Es más prevalente en niños de origen africano y asiático.

- Mala higiene de sueño. La falta de sueño suele ser un factor añadido, pero no el único. Es más típico de adultos que de niños.

- Anemia. Las ojeras son más visibles en niños de piel muy blanca. La palidez de la anemia se asocia con la visualización de ojeras.

- Congestión nasal (catarros, rinitis alérgica). Los catarros también pueden provocar la aparición de las ojeras. 

- Causas especiales. En ocasiones, las ojeras son un signo de enfermedades infantiles más complejas, como el el neuroblastoma (signo de los ojos de mapache), la fractura de la base del cráneo, el síndrome nefrótico o la celulitis orbitaria.

Tratamiento de las ojeras en la infancia

Más allá del efecto estético, las ojeras no produce ningún tipo de manifestación clínica. Pero, una vez que se tienen, ¿cómo librarse de ellas? ¿Cuáles son las soluciones?

- Lo mejor, como siempre, es prevenir su aparición. Hay que promover, como en cualquier persona, una adecuada higiene del sueño.

- A su vez, se recomienda una dieta variada, con inclusión ocasional de alimentos ricos en hierro útil (como el contenido en las carnes rojas).

- Además de esto, en niños mayores podemos recurrir a medidas como la aplicación de frío local.

- A su vez, hemos de fomentar que el niño se acueste en decúbito supino (esto es, boca arriba) y con una almohada.

- Por último, recomendamos no cansar la vista y hacer descansos oculares de forma periódica.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud