Remedios naturales contra el orzuelo en niños

Cómo curar los orzuelos de los ojos a nuestros hijos

  • compartidos

Los orzuelos es una molestia muy común en los ojos, que también puede afectar a los niños. Se trata de una bolita de pus que puede salir en el párpado superior o inferior, y que provoca que se hinche la zona en cuestión, dando una apariencia rojiza al ojo.

El orzuelo no es más que una infección que aparece a causa de un aumento de la grasa en las pestañas, y que provoca picor y escozor. En Guiainfantil.com encontramos la solución para eliminar los orzuelos de los niños de manera sencilla en casa. 

5 trucos caseros para curar los orzuelos de los niños 

Cómo quitar los orzuelos de los niños

1. Manzanilla. Lo primero que hemos de saber a la hora de curar un orzuelo es que lo peor es intentar explotar este granito que está sobre el párpado. Por eso, es necesario dejarlo descansar y no querer quitarlo con fuerza. El mejor remedio casero es la manzanilla, que se prepara con agua hervida, y que hay que dejar que se enfríe antes de utilizarla. Después, hay que poner sobre el ojo afectado el sobre de manzanilla o la bolsita de té en su defecto durante unos minutos. Las propiedades antiinflamatorias hacen que el orzuelo y su hinchazón disminuyan. 

2. Llave fría. Para los episodios de picor del orzuelo, lo mejor es aplicar frío. Para ello, nada mejor que una llave grande que esté limpia y desinfectada, que podamos poner sobre la zona del ojo enfermo para que se deshinche poco a poco y de paso también alivie el momento en el que pica, algo muy desagradable para los niños. 

3. Aloe vera. Las propiedades antiinflamatorias y contra las bacterias convierten a la planta de aloe vera en una de las mejores opciones para terminar con la infección de los ojos que provocan los orzuelos. Este remedio consiste en aplicar aloe vera con las yemas de los dedos sobre el ojo que tenga el orzuelo en cuestión y dejar que actúe durante unos minutos. Además de reducirse la inflamación, el niño sentirá cómo el ojo también está más descongestionado y aliviado, así como con menos picor. 

4. Higiene con agua tibia. Uno de los aspectos más importantes a la hora de tratar las infecciones oculares es mantener siempre una higiene correcta. Los ojos deben estar perfectamente limpios pase lo que pase, pero más aún cuando se tiene un orzuelo. Para ello, hemos de limpiar los ojos del niño con agua tibia ayudándonos con un algodón para el ojo que tenga el orzuelo. De esta manera, conseguiremos que esté limpio y la infección no vaya a más. 

5. Patata. Otro remedio casero muy fiable para los orzuelos de los niños es la patata cruda. El hecho de que esté recién sacada de la nevera hará que se conserve fresca y consiga aliviar los ojitos enfermos de los niños, ya que aliviará la irritación y el enrojecimiento. Hay que cortar en rodajas finas la patata fría y colocarla suavemente durante unos minutos en la zona afectada por el orzuelo para que se deshinche. 

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud