Qué es la plagiocefalia en bebés

Qué es y cómo se trata la plagiocefalia infantil

  • compartidos

¿Cómo debe dormir el bebé? ¿Boca arriba o boca abajo? Esta es una pregunta muy frecuente entre las mamás y abuelas en las consultas de pediatría. En 1992 la Asociación Americana de Pediatría realizó una campaña de divulgación conocida como 'Back to sleep', recomendando colocar al bebé boca arriba para dormir, con evidencia científica de que prevenía la Muerte Súbita del Lactante. Como resultado según algunos estudios se consiguió disminuir la mortalidad hasta en un 40% (este es un porcentaje muy importante) con lo cual la campaña fue un éxito, y la recomendación está plenamente aceptada y difundida entre los pediatras.

Pero esta postura al dormir, boca arriba, tuvo como consecuencia un aumento de las deformidades craneales conocidas como 'plagiocefalias posturales', que se ha convertido en un motivo de preocupación entre los padres. Las suturas (tejido que une los huesos del cráneo) están abiertas, a diferencia de otras patologías como craneosinostosis, más graves y complejas, y que requieren un tratamiento quirúrgico. 

Causas de la plagiocefalia en bebés

Bebé duerme

En la mayoría de los casos, la deformidad craneal se debe a una reiterada postura del bebé en la cuna. Sin embargo, el pediatra debe descartar patología asociada, como tortícolis o alteraciones neurológicas que puedan ser la causa de que el niño mire siempre hacia el mismo lado. En algunos casos, precisan ejercicios de rehabilitación. 

No hay evidencia científica que demuestre en la actualidad que la plagiocefalia postural produzca otras alteraciones que la deformidad craneal y/o facial. Algunos autores postulan que puede haber alguna relación con retraso mental, asimetría temporomandibular, otitis media, alteraciones visuales, escoliosis o luxación de cadera, pero no está reconocida una relación causal con la plagiocefalia.  

Los principales especialistas implicados en el diagnóstico y tratamiento de la plagiocefalia son: pediatras, rehabilitadores y neurocirujanos pediátricos.

Cómo evitar la deformidad craneal en los bebés

Para evitar que se produzca la deformidad craneal y para mejorar las deformidades ya establecidas se pueden realizar unas medidas sencillas:

1. Poner juguetes en el lado contrario al plano, para que gire la cabeza.

2. Colocar la cuna de tal forma que al niño se le estimule y hable desde el lado contrario al aplanado.

3. Generalmente los bebés dirigen su mirada hacia la cama de los padres, por lo que se puede cambiar el sentido en el que se acuesta al bebé, es decir la cabecera de la cuna colocarla hacia la cabeza y hacia los pies, alternando, para que el niño cada vez se acueste de un lado.

4. Permitir que el niño juegue sobre su barriguita durante los 3-4 primeros meses, siempre que esté despierto y en presencia de los padres, para fortalecer los músculos cervicales.

Tratamiento de la plagiocefalia infantil

Cuando estas medidas de prevención no son suficientes, y la plagiocefalia es severa, debe plantearse la opción de una ortesis craneal, es decir, el casco, que debe ponerse a partir de los 5 meses.

Existen ortopedias especializadas en este sentido. Se utilizan durante unas 22-23 horas al día para que sean efectivos, y los resultados son tan buenos que merece la pena el esfuerzo.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud