Niños con pies valgos

Los problemas de los pies en los niños

  • compartidos

Los pies de los niños son una zona especialmente sensible debido a que soportan todo el peso corporal. La adquisición de malas posturas al caminar o al dar sus primeros pasos puede dar lugar a determinados problemas de desarrollo muscular en la infancia. Los pies valgos son uno de los problemas de los pies más frecuentes y debemos tratarlos cuanto antes.

Qué son los pies valgos en los niños

Pies de niño con zapatillas

El pie valgo es una deformidad congénita. Aunque la palabra deformidad pueda parecernos que se trata de un problema grave de salud, no lo es tanto. Una deformidad ocurre durante el periodo fetal y afecta al desarrollo posterior del bebé, pero no siempre constituye un problema importante. 

En el caso de los pies valgos el talón se dirige hacia fuera y se observa cuando el niño tiende a juntar los pies por la parte delantera. En realidad se trata de un exceso de elasticidad de los músculos del pie y en muchas ocasiones deriva en la patología del pie plano.

Consecuencias de los pies valgos para la salud de los niños

Un niño con pies valgos puede tener algunos problemas en el desarrollo locomotor. Mientras que el talón mira hacia fuera, los dedos de los pies, los tobillos y las rodillas tienden a juntarse, adoptando la parte inferior del cuerpo del niño una postura en x que puede dificultar su desarrollo muscular posterior.

Los pies valgos también se asocian con muchos problemas menores de los pies como juanetes, rozaduras y dolores en la planta del pie. Esto hace que el niño se canse antes cuando realiza alguna actividad física, por lo que resulta más difícil inculcarles el gusto por el deporte o el ejercicio físico.

Tratamiento de los pies valgos durante la infancia

El pie valgo debe ser tratado cuando antes por un especialista aprovechando la gran elasticidad de la musculatura de los niños menores de 3 años. Los casos más graves de pies valgos pueden provocar problemas serios debido a la postura que se adquiere desde la cadera hasta los pies, así que siempre es mejor prevenir con plantillas específicas para pies valgos antes que llegar a una operación quirúrgica.

Además de tener una revisión continua por parte de su pediatra y del especialista, un niño con los pies valgos encontrará mucho alivio si le permitimos caminar descalzo tanto por la casa como por la playa o el jardín. 

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Shantala paso a paso. Masaje terapéutico para bebés y niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud