Enfermedades de la rodilla en niños: Osgood-Schlatter

El dolor en las rodillas en niños que practican mucho deporte

  • compartidos

¿Alguna vez has oído que mientras tu hijo crece es normal que le duelan las rodillas? Pues he de decir que normal no es, el dolor es una señal de que algo no va bien. No ignoremos a nuestros hijos porque pensemos que están exagerando o son pesados, porque como siempre aconsejo, la prevención es mejor que tener que curar y lamentar.

Uno de los motivos por los que nuestros hijos pueden quejarse de dolor de rodilla es la enfermedad de Osgood-Schlatter.

¿Qué es la enfermedad de Osgood-Schlatter en niños?

bulto en la rodilla

Es una de las causas más frecuentes de dolor de rodilla en el niño, especialmente entre los 10 y los 15 años, aunque también puede ocurrir en chicos más jóvenes, ya que se asocia con el crecimiento. La incidencia es mayor en niños, aunque está aumentando en niñas, donde se presenta un par de años antes, sobre los 8 años.

Se caracteriza por un dolor que aparece al realizar actividades físicas como caminar, correr, saltar, justo por debajo de la rodilla, en su parte delantera. Suele provocar inflamación en esa zona y dolor importante al tocarla.

¿Cuál es su causa de esta lesión en la rodilla?

Esta enfermedad se produce por una sobrecarga en una zona de crecimiento de la tibia. Las áreas donde crecen los huesos, llamadas platillos de crecimiento, son relativamente débiles y cartilaginosos y pueden lesionarse con facilidad. El tendón rotuliano, que se encuentra justo por debajo de la rótula, se inserta en el cartílago de crecimiento de la tibia y tira fuertemente de él para estirar la rodilla.

Esto ocurre sobre todo en niños activos o que practican deportes intensos que requieren chutar, como fútbol, realizar muchos saltos  como en baloncesto, arrodillarse o agacharse. 

Aunque en ocasiones, esta enfermedad puede aparecer sin motivo aparente.

¿Cuál es el tratamiento para el Osgood-Schlatter?

La finalidad del tratamiento es eliminar el dolor, mientras se intenta mantener, tanto como sea posible, las actividades del niño. Esto se puede conseguir normalmente a través de una combinación de estiramientos, hielo local y antiinflamatorios.

Los ejercicios de estiramiento se deben realizar antes y después de hacer deporte. Después de la actividad física se coloca hielo durante 15-20 minutos sobre la zona dolorida. Muchos chicos responden a estas medidas, y pueden continuar con sus actividades deportivas. Aquellos niños en los que estas medidas no resultan efectivas deberán disminuir su actividad física y en los casos más graves, permanecer inmovilizados un tiempo aproximado de 1 o 2 meses.

El tratamiento ortopédico correspondiente a esta enfermedad es una cincha infrapatelar o rodillera de sujeción de la rotula y el tendón rotuliano que se inserta en la tibia. Es recomendable que el traumatólogo pida una radiografía o una resonancia magnética para estudiar el estado del cartílago de crecimiento. 

¿Cómo se previene esta lesión en las rodillas de los niños?

- El sobrepeso es malo en general para todo el cuerpo pero más aún para el aparato locomotor que debe soportar todo el peso, especialmente las rodillas, con lo que, si existe en este caso, se recomienda bajar de peso de forma saludable.

- Realizar estiramientos antes y después de una actividad deportiva.

- Colocar hielo al terminar la actividad física y descansar la o las rodillas estirando la pierna a la altura de las caderas y colocando una almohada o toalla enrollada debajo de la rodilla de forma que esté un poco flexionada.

- Realizar actividad física moderada, no sobrecargar las articulaciones y ligamentos.

Este dolor que puede causar esta enfermedad remite, normalmente, en el momento en que termina el crecimiento.

Heridas y quemaduras en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud