Deglución atípica en niños

Qué hacer si el niño tiene una alteración a la hora de tragar

  • compartidos

La deglución atípica es un hábito incorrecto que consiste en una posición lingual inadecuada a la hora de tragar. Se trata de un trastorno muy común que presentan muchos niños y puede ser consecuencia de gran variedad de factores que pueden desencadenar una deglución inadecuada.

Para corregir este hábito inadecuado pueden participar diversos profesionales, entre ellos el logopeda. En Guiainfantil.com os facilitamos consejos de logopedia a seguir si vuestro hijo presenta esta alteración a la hora de tragar. 

Cómo detectar si el niño sufre deglución atípica

Qué es la deglución atípica

Es importante conocer algunos de los aspectos que pueden ser indicadores de la existencia de una deglución atípica:

- posición frontal de la lengua durante el acto de la deglución

- cierre labial excesivo

- escape de los alimentos

- falta de contracción en los maseteros (músculos encargados de la apertura y el cierre de la mandíbula)

- tensión en el mentón

- contracción del cuello

- ruidos a la hora de tragar

- restos de alimentos tras la deglución. 

Si aparece alguno de estos aspectos, es posible que su hijo presente una alteración en la deglución. Entonces, ¿qué se debe hacer? 

Es imprescindible acudir al logopeda para que realice una valoración miofuncional (de todas las estructuras implicadas en el proceso deglutorio), para así determinar la existencia o no de una alteración deglutoria. Además, para una mayor certeza en el diagnóstico pueden participar otros profesionales como el otorrino, el dentista, y el psicólogo. 

Tratamiento para la deglución atípica en niños

Una vez detectadas las necesidades del niño, se debe empezar un tratamiento, lo más precozmente posible que consiste en una terapia miofuncional coordinada entre el dentista y el logopeda. Este tratamiento se lleva a cabo con el objetivo de devolver el equilibrio muscular al niño a través de actividades centradas en la relajación, la postura, la respiración, el equilibrio muscular y la deglución en sí misma. 

Por último, es necesario que, con el fin de afianzar y generalizar los avances conseguidos durante el tratamiento, todas las personas que rodean al niño, tanto padres, profesores, familiares… reciban una serie de pautas de actuación. Algunas de estas pautas son las siguientes: atender a este problema desde edades tempranas, tomar conciencia de la importancia de la respiración nasal y reforzar en todo momento los avances del niño, entre otras. 

Papillas de fruta y purés de verduras y carnes para el bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud