Diferencias entre niños hiperactivos y movidos

Cómo saber si mi hijo es hiperactivo o simplemente es inquieto

  • compartidos

¡Mi hijo no para! ¡No se está quieto nunca! ¡Yo creo que es hiperactivo!... Son expresiones que muchas familias utilizan para referirse a sus hijos. Desde el colegio el profesor o profesora nos comenta que: 'nuestro hijo es muy inquieto, no para, no atiende... creo que es hiperactivo'. Pero, realmente ¿El niño es hiperactivo o sólo se trata de un niño movido? 

Qué diferencias hay entre niño hiperactivo y niño movido o inquieto

El niño hiperactivo

Hoy en día proliferan muchos casos de 'niños hiperactivos'. Hay tal preocupación por parte de padres y educadores que este tipo de trastorno se ha socializado y se ha convertido en tema de fácil valoración, lo que conlleva al etiquetado y definición de aquellos niños a los que no entendemos. 

Cuando un niño no se ajusta a nuestras expectativas y a la norma social estipulada, al no entender lo que ocurre intentamos definir al hijo o alumno para encuadrar la situación y darnos una falsa tranquilidad 

Muchos niños han sido, son y serán medicados y tratados como hiperactivos por entrar en ese perfil de niño inquieto, distraído. Y después nos damos cuenta de que no lo son. 

Por tanto, hemos de tener claro que solamente un especialista es capaz de diagnosticar y contestar con certeza a esta pregunta y tu hijo nunca podrá serlo antes de los 7 años. Desde aquí vamos a enseñarte las diferencias que existen para no caer en la trampa de etiquetar al niño como TDAH.

No siempre es fácil distinguir entre un niño movido o un niño con TDAH. Esta confusión viene dada por la similitud de ciertas conductas que se presentan en algunos niños durante la infancia. La observación profunda de los padres es fundamental para que les ayude a distinguir. 

Cuando se trata de hiperactividad

Es un trastorno de conducta de origen neurobiológico que se caracteriza por: 

1. Presentar dificultades para prestar atención

2. Distraerse fácilmente por cosas sin importancia. 

3. El niño presenta problemas de ansiedad

4. Se muestra agresivo cuando no consigue lo que quiere. 

5. Su comportamiento social es indiscreto. 

6.  Muestra exceso de afectividad. 

Cuando el comportamiento es movido o inquieto

No existe patología alguna, es un comportamiento normal y se caracteriza por: 

1. Comportamiento que se da como consecuencia de descubrir y explorar su entorno. 

2. Cuando algo le interesa, presta atención. 

3. Se distrae cuando algo no le motiva lo suficiente. 

4. Es alegre y tiene vitalidad. 

5. Cuando es travieso no implica ser violento. 

6. Se relaciona bien socialmente. 

7. Aunque desobedezca conoce dónde están los límites de conducta .

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud