Remedios naturales para la sequedad de los ojos en los niños

Cómo aliviar la sequedad ocular en nuestros hijos con trucos caseros

  • compartidos

La sequedad ocular es una molestia muy común en adultos, pero que también afecta a los niños. Tener los ojos muy secos puede generar la aparición de orzuelos o irritabilidad en la zona ocular, y puede producirse por la deficiencia de humedad natural, o por agentes medioambientales, como el frío o el calor.

Guiainfantil.com nos ayuda a conocer los mejores remedios caseros para conseguir aliviar la sequedad en los ojos en los niños de forma sencilla.

5 trucos para aliviar la sequedad de los ojos en niños 

Cómo aliviar la sequedad ocular de los niños

1. Masajes en los párpados. Cuando los ojos no lubrican de forma natural y sufren sequedad constante, la zona de los párpados suele irritarse, lo que puede generar molestias dolorosas, e incluso la aparición de orzuelos. Para estimular la producción de humedad ocular, los masajes suaves en los párpados son grandes aliados. Simplemente es necesario apretar suavemente con los dedos índice y corazón los ojos cerrados, y moverlos en círculos durante unos segundos, hasta conseguir que se humedezcan. 

2. Higiene profunda. Aunque la sequedad de los ojos pueda deberse a una deficiencia de la humedad que deben tener los ojos, también puede estar provocada por una higiene insuficiente. Por eso, es necesario lavar con agua tibia y con jabón suave de forma consistente la zona en cuestión. Es necesario que el jabón utilizado no sea agresivo con la piel de los niños, para mantener su pH sin que dañe la mirada infantil. Esto ayudará a que el parpadeo sea más notorio y a que la sequedad de los ojos disminuya. 

3. Lágrimas artificiales. Cuando la humedad natural no llega, lo mejor es recurrir a lágrimas naturales o colirio. Se trata de un producto médico que puede encontrarse en farmacias, y que lo que produce es una serie de lágrimas naturales, lo ideal para ojos secos. Estas lágrimas ayudan a que este déficit de flujo natural contribuya a reducir la sequedad ocular y no se produzca picor ni dolor en los ojos. 

4. Mascarilla de pepino. El pepino tiene propiedades antiinflamatorias y también es un potente activador de descongestión que hace que la zona afectada por una molestia se alivie. Por eso, ante unos ojos que no tienen el suficiente flujo lagrimal, o que sufren de irritabilidad con aire acondicionado, excesivo calor o cambios medioambientales, es un gran remedio casero. La pauta de actuación es sencilla, simplemente hay que cortar en rodajas el pepino recién sacado de la nevera para que guarde todas sus propiedades y se mantenga fresco. Después, únicamente es necesario colocarlo en los ojos cerrados durante unos minutos para que la zona se relaje y los párpados vuelvan a su ser. 

5. Humidificadores. Aunque la sequedad en los ojos pueda deberse a un problema físico, muchas veces la mirada sufre por los agentes externos. Aunque no pueda frenarse el hecho de que haya viento o excesiva temperatura en un espacio abierto, sí se puede controlar en lugares cerrados. Por eso, para que los niños no sufran la sequedad ocular en casa, es necesario poner humidificadores que mantengan fresco el ambiente. Esto reducirá considerablemente la sensación de picor e irritabilidad en los ojos, y contribuirá a su hidratación. 

Cuáles son los Derechos del Niño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud